Aragón extenderá la teleasistencia gratuita a todas las personas que tengan dependencia reconocida

El Gobierno de Aragón va a extender la teleasistencia gratuita a todas las personas que tengan reconocida la dependencia y lo soliciten. Esta es unas de las novedades que incluirá la orden de modificación de las prestaciones de dependencia que se publicará este mes.

Así lo anunciaba el presidente de Aragón, Javier Lambán, durante su visita a la Residencia-Hogar de Mayores Doz de Tarazona. Hasta ahora, la teleasistencia solo era gratis para los dependientes que tenían asignado un servicio.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, que ha acompañado al presidente, ha explicado que esta mejora se implantará de forma progresiva, empezando por los usuarios que llevan tiempo esperando para incorporarse al sistema.

Además, el jefe del Ejecutivo ha adelantado los datos de dependencia del mes de junio y ha indicado que se han atendido a 655 personas más que en mayo. Ya son 23.699 dependientes en Aragón, 7.000 más que en la pasada legislatura. “Mientras en la anterior legislatura se perdían 6 dependientes al día, en lo que llevamos de año damos 15 altas al día de media”, ha subrayado Lambán. También ha destacado que “Aragón es la Comunidad española que más avanza en porcentaje de personas atendidas. Seguimos acabando con los recortes del Ejecutivo anterior”.

El Presidente de Aragón ha recorrido este centro de Tarazona, dependiente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, que ofrece residencia para mayores dependientes (tiene 92 plazas) y un hogar de mayores, con 2.473 socios. Desde marzo de este año –además de las actividades del envejecimiento activo-, dispone también del servicio de Promoción de la Autonomía Personal, un programa que permite atender en 18 hogares de la red del IASS a unos 360 mayores dependientes grado I.

Precisamente, para adaptar las instalaciones del hogar a este programa, el Gobierno ha invertido unos 27.000 euros en la adecuación redistribución de los espacios y otros 8.000 para equiparlos. En total, 35.000 euros. El Ejecutivo también ha destinado 3.500 euros para mejoras en la Iglesia (propiedad del IASS).

RESEÑA HISTÓRICA

El origen de la Residencia-Hogar de Mayores ‘Doz’ se sitúa en 1591, cuando Pedro Cerbuna inició las obras de construcción. También fue colegio de los Jesuitas hasta 1797, fecha de su expulsión general. El Hogar Doz nace, tal y como se conoce hoy, a principios de 1800. Entonces se concibió como Real Hospicio y Casa de Expósitos. Posteriormente recibió el nombre de ‘Hogar Doz’ en memoria de su benefactor, Bonifacio Doz, que legó sus bienes a Tarazona y que posteriormente se incorporaron a la Beneficencia Provincial.

 

Además, cabe destacar que en la iglesia del Hogar Doz se guardaron los restos de Baltasar Gracián, jesuita y fallecido en Tarazona en el convento de la orden, posterior sede del Hogar Doz, en 1658.

Comentarios