Cerezas en cuatro cocciones

Teresa Oliván Usieto (Huesca)

INGREDIENTES:

Para el brownie:

200gr de pepitas de chocolate de Benabarre.

150gr de mantequilla de alguna quesería local o bien comprar leche de vaca y hacer la mantequilla en casa.

3 huevos de la zona.

150 gr de miel de Guara.

Un chorrito de cerveza Rondadora de Aínsa.

400gr de cerezas de Bolea.

Para el helado de yogurt de cerezas:

500gr de cerezas de Bolea.

4 cucharadas de miel de Guara.

3-4 yogures de Val de Cinca.

Para los garrofales:

Orujo de COlungo.

Medio kilo de miel de Guara.

Un kl de Cerezas de Bolea.

ELABORACIÓN:

BROWNIE:

Precalentamos el horno a 200º.

Cortamos las cerezas en trozos, tras lavarlas y quitarles el hueso.

Engrasamos el molde con mantequilla.

Ponemos la mantequilla troceada con el chocolate en un recipiente y lo derretimos a baño María.

Ponemos en un recipiente los huevos, la miel (antes la hemos puesto unos segundo en el microondas con un poco de agua), echamos el chocolate derretido y añadimos la harina junto con el chorrito de cerveza y mezclamos hasta obtener una masa homogénea. ( para que quede más esponjoso podemos añadir un poquito de levadura). En este momento añadimos la tercera parte de las cerezas, vertemos en el molde engrasado y posteriormente añadimos en la parte superior de la mezcla el resto de las cerezas.

Introducimos al horno y dejamos entre 25-30 minutos, hasta pinchar con una aguja y que salga limpia.

HELADO DE YOGURT DE CEREZAS:

Lavar las cerezas, deshuesarlas y reservarlas.

En un cazo poner la miel con el azúcar y las cerezas, dejar cocer unos diez minutos y triturarlo. Si no se quiere tener grumos pasar la mezcla por el chino.

Añadirlo a los yogures e ir removiendo de forma constante hasta conseguir una mezcla homogénea.

Ponerlo en un recipiente en el congelador tapado con film y cada media hora remover hasta que esté totalmente congelado.

GARROFALES:

El tiempo de maceración de los garrofales debe ser mínimo de tres meses, así que en este caso debe ser de la temporada anterior.

Es importante que las cerezas estén maduras y no tengan defectos para que no estropeen el orujo.

Dispondremos en un recipiente de cristas que se pueda tapar una capa de cerezas y otra de miel de forma alternativa hasta llenar el recipiente o terminar las cerezas. La miel la trabajaremos mejor si la ponemos unos segundos a temperatura máxima en el microondas. Llenaremos el recipiente con orujo y lo dejaremos en lugar fresco y sin luz.

PRESENTACIÓN:

Disponemos en un plato un trozo de brownie y una bola de helado, además colocamos tres o cuatro cerezas (las más bonitas seleccionadas) y las colocamos con o sin rabo, según nos guste más el plato. Los garrofales se puede servir en un vasito acompañando o bien echarlo sobre el brownie.

Comentarios