Miguel Gracia defiende acciones concretas para que los territorios de montaña avancen social y económicamente

"Es necesario que las entidades locales, bien ayuntamientos bien grupos de acción local, tengan mayor peso en los ámbitos donde se deciden las políticas para zonas de montaña; si de verdad se quiere desarrollar acciones que garanticen el futuro de los pueblos de montaña, hay que contar con las gentes y entidades que viven en ellos". Así ha concluido Miguel Gracia su intervención en la mesa redonda que ha tenido lugar en el primer Salón sobre Economía de Montaña que se ha celebrado en Tarbes.

El Presidente de la Diputación de Huesca ha argumentado la necesidad de llevar a cabo acciones concretas “para que los territorios de montaña avancen social y económicamente" y se ha referido como ejemplo a la provincia de Huesca, "donde se almacena el agua y donde se genera la producción energética que luego se consume en otros territorios y, sin embargo, no hay compensaciones territoriales para estas zonas".

Gracia ha detallado asimismo iniciativas en las que esta institución participa de una forma u otra para dinamizar la montaña y hacer frente a las principales amenazas que estos territorios tienen frente a la globalización de la economía. También se ha referido al asociacionismo de territorios de montaña que deriva en "lobbys de presión necesarios" y como ejemplo ha citado a Adelpa, EsMontañas o Euromontana. Además, ha explicado otras acciones que en esta materia se vienen trabajando en la provincia de Huesca con el fin de poner en valor las economías de montaña como puede ser la creación de la marca de Turismo Verde hace más de 30 años, e incluso el propio proyecto HP-HP como programa de cooperación transfronterizo en el que trabajan desde hace dos años la Diputación de Huesca y el Consejo General de los Altos Pirineos franceses y que el Presidente de la Diputación de Huesca valora positivamente.

Ponía el ejemplo de las acciones específicas que desarrolla en materia de turismo y deporte la sociedad TuHuesca, o bien el proyecto que en breve pondrá en marcha la Diputación de Huesca para llevar la banda ancha a prácticamente toda la provincia de Huesca. "Hay todavía mucho por hacer para frenar as amenazas que tienen los pueblos de montaña frente a la globalización de la economía", ha dicho Miguel Gracia. "Se deben de impulsar acciones concretas y específicas para posibilitar una acción coordinada y de cooperación de estos espacios de montaña", ha añadido.

Las zonas de territorios de montaña en Europa presentan situaciones muy similares. En el caso concreto de la provincia de Huesca, Miguel Gracia hablaba de las cuatro comarcas pirenaicas: la mitad de la provincia de Huesca es territorio de montaña y en ella habita casi la cuarta parte de la población, con una baja densidad demográfica, de poco más de 6 habitantes por kilómetro cuadrado que, si se exceptúan los municipios de Jaca y Sabiñánigo, el ratio desciende hasta los 3,6 habitantes por kilómetro cuadrado.

Comentarios