La Sierra de Guara, una joya del Barranquismo mundial

Uno de los lugares que concentra más barrancos y cañones no solo en España, sino en toda Europa, es la Sierra de Guara, con 200 barrancos en 50 kilómetros cuadrados. Paraje incomparable para realizar barranquismo como nos confiesa el encargado de la empresa “Expediciones”, Yan Alcubille, que desde 1978 trabaja con el turismo activo. Un Turismo Activo que en Huesca tiene especial presencia, ya que asegura que es la provincia con mayor número de "empresas de turismo activo".

Él sitúa a la Sierra de Guara en el Top 3 del mundo para practicar barranquismo, por sus “ventajosas condiciones y aguas agradables, que permite iniciar a niños pequeños en este deporte”. Y además, una de las principales ventajas con las que contamos en el Prepirineo es “la gran variedad de barrancos que permite tener opciones para todos los niveles”.

Y es que, precisamente, en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara encontraremos cañones para todos los niveles de experiencia. Para los menos diestros en barranquismo, o para los que empiezan en este deporte, están los barrancos de Mascún, Barrasil y Río Vero. Para los que estén un poco más familiarizados, con un nivel medio, están La Virgen, Formiga, Peonera, San Martín Valdonsera, Fornocal y Oscuros del Balced. Y para los más expertos, que no tengan miedo a lanzarse a la aventura, tenemos Mascún superior, Gorgonchon con Formiga, Raisen y Gorgas Negras, entre otros.

HISTORIA DEL BARRANQUISMO EN HUESCA

La historia de la llegada del barranquismo a la Sierra de Guara comienza por un triste relato. Hasta mediados del Siglo XX la Sierra de Guara fue una zona profundamente afectada por el éxodo rural, muestra de ello es que hoy en día existen más de una veintena de pueblos abandonados. A pesar de las fotografías que en el siglo XIX tomó Lucien Briet de la sierra prepirenaica, la región permanecerá durante décadas olvidada.

Fue a partir de los años sesenta cuando unos espeleólogos españoles y franceses redescubren esta zona, precisamente entre ellos se encontraba el autor de la primera guía sobre la Sierra de Guara, Pierre Minvielle.

Más tarde, al final de los años 70, serán guías y apasionados de montaña, que cruzarán los Pirineos y se enamorarán de la Sierra de Guara. Eso marco el nacimiento de este deporte tan popular hoy, el descenso de cañones o Barranquismo.

Comentarios