Lambán: "La izquierda ha demostrado que gobierna de forma más justa y eficiente"

El presidente aragonés, Javier Lambán, ha asegurado este viernes que la gestión del ejecutivo de coalición PSOE-CHA que preside desde hace exactamente dos años ha demostrado "en términos prácticos" que la izquierda es capaz de gobernar "no solo de manera más justa", sino también de forma "más eficiente".

Fue investido presidente el 3 de julio de 2015 con los apoyos de socialistas y CHA, pero también de Podemos eIU, y sus nueve consejeros tomaron posesión el 6 de julio.

El Gobierno de Aragón ha presentado el balance de su gestión en el ecuador de la legislatura. Tras dos años en los que se han priorizado las políticas sociales como la educación, la sanidad y los servicios sociales, también se ha puesto el acento en el cambio de un modelo productivo basado en la innovación, la competitividad y la apuesta por sectores estratégicos productivos como la Agroalimentación, la Logística y las energías renovables.

Precisamente el desatasco de numerosos planes que no podían avanzar por falta de diálogo o por la judialización de otros casos ha permitido que sectores como la nieve en Formigal y Cerler o las renovables, se hayan resuelto y puedan generar en breve importantes inversiones en la comunidad autónoma, en la que ya hay datos económicos trascendentes como la venta de suelo industrial, la próxima implantación de Bonárea y otras numerosas empresas y el camino imparable para que toda la comunidad se convierta en una gran plataforma logística más importante del sur de Europa.

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha recordado destacados indicadores como la creación de empleo o la confianza empresarial superiores a la media, la buena marcha de las exportaciones y la última clasificación europea en cuanto a los motores de competitividad (la calidad de las intituciones -incluida la estabilidad política-, la eficiencia del mercado laboral –incluida la formación de los recursos humanos-, y la propia innovación) que sitúa a Aragón, junto con Madrid y Cataluña, como las tres comunidades autónomas que mejor están funcionando.

Por ello, Lambán ha resumido estos dos años de gestión como la demostración palpable de que “un gobierno de izquierdas en mucho más justo en lo social y más eficiente en lo económico que la derecha”.

Igualmente, ha puesto el acento en una de las características que definen su gobierno: el diálogo, el que ha permitido numerosos avances. “No hemos sido un gobierno sectario ni aislado”, ha sentenciado, añadiendo a su currículum que se han mejorado relaciones con el Ayuntamiento de Zaragoza, lo que ha permitido aprobar la Ley de Capitalidad; las relaciones bilaterales con el Estado, que se ha plasmado en la última comisión bilateral recientemente celebrada donde se incluyó el artículo 108 del Estatuto de Autonomía; y el trabajo conjunto con Aquitania, lo que ha permitido que la Unión Europea vaya a financiar por primera vez estudios y proyectos de obra para la reapertura de la línea del Canfranc.

Sobre el gobierno de coalición PSOE-CHA, se ha mostrado “razonablemente satisfecho” y ha descrito los tres ejes de la gestión de los socios: la recuperación de los servicios públicos “aniquilados por la derecha” que han garantizado la seguridad existencial de numerosos aragoneses; el desatasco de numerosos procesos y el refuerzo de pilares sólidos para el nuevo modelo productivo; y la defensa del interés general de Aragón a través del Estatuto de Autonomía con reivindicaciones en materia de trasvases de agua o el citado artículo 108 para la financiación autonómica.

Por su parte, el consejero de Chunta Aragonesista, José Luis Soro, titular del Departamento de Vertebración Territorial, Vivienda y Turismo, ha recordado que hace dos años, ocurrió algo que no pasaba en los últimos 30 años, “los aragoneses tenían un gobierno de izquierdas” y ha asegurado que “se ha construido un proyecto político de largo recorrido basado en dos pilares, el aragonesismo y el socialismo”.

El consejero ha explicado la prioridad del gobierno de coalición PSOE-CHA ha sido la dignidad de las personas y la dignidad de Aragón. La dignidad de las personas se refleja en la agenda social de izquierdas puesta en marcha, la lucha contra la despoblación y el respeto a los derechos de los aragoneses y aragonesas que hablan lenguas distintas del castellano, por ejemplo. El otro vector del gobierno es, la dignidad de Aragón como pueblo, la defensa de los derechos colectivos y el aragonesismo entendido como garantía del estado del bienestar y los derechos sociales. En este sentido, se han logrado hitos importantes como defenderse “de tú a tú” en una reunión bilateral en la que se logran compromisos o llevar los PGE al Tribunal Constitucional porque incumplen el Estatuto de Autonomía.

Sobre estos dos años de legislatura de coalición ha destacado el respeto a la diversidad de los socios, entendiendo que la izquierda es plural y que las diferencias hacen que se enriquezca el proyecto común. Soro ha recordado que siendo proyectos políticos diferentes, trabajando desde el respeto, se puede ser compatible y eso conduce a que se hagan grandes cosas en beneficio de la ciudanía.

Comentarios