El agresor de la niña asesinada en Sabiñánigo confiesa que la torturó

Concentración Sabiñánigo repulsa niña

Hoy  retoma el caso de la niña de Sabiñánigo la jueza del juzgado nº1 en vez de la de guardia como este fin de semana. Deberá decidir si requiere más declaraciones. Mientras tanto Sabiñánigo sigue de luto y el presunto autor de los hechos Iván Parto Peña confesó que la niña fue torturada durante la mañana del jueves.

Se ha descartado por parte de los forenses que el homicida sufra algún tipo de patología mental. Pardo no ha dado una explicación clara a su conducta sádica que provoco la muerte de la niña de 8 años.

PRISION

La juez de guardia del juzgado de Jaca decretaba en torno a las 23 horas de este sábado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para el presunto autor de la brutal paliza que mató a una niña de ocho años en Sabiñánigo. El acusado es Iván Pardo, de 33 años y tío de la víctima. Prestaba declaración entre las 19 y las 23 horas, y, según informa Heraldo, las investigaciones realizadas apuntarían a que la niña Naiara tenía signos de tortura y marcas de ataduras en las muñecas. Una prima de la víctima que también se encontraba en la casa el día de la paliza habría asegurado que el tío mantuvo encerrada a Naiara durante tres horas en una habitación.

El acusado pasaba la noche de este sábado en los calabozos de la Guardia Civil de Jaca y era trasladado este domingo por la mañana a prisión.

Por el momento se mantiene el Secreto de Sumario. No está previsto continuar con las declaraciones en el juzgado de instrucción número 1 de Jaca hasta este lunes. En el día de ayer, además de al acusado se escuchaba la versión de las dos niñas, familia de la víctima, de 12 y 14 años como testigos.

Los familiares de la víctima se encontraban a lo largo de este sábado con los Servicios Sociales para abordar el traslado del cuerpo de la niña y el funeral, del que todavía no se conoce la hora ni el lugar.

La localidad de Sabiñánigo, tras la concentración de este sábado que congregaba a unos 600 vecinos en repulsa de los hechos, continúa asimilando este trágico suceso. Tratan de buscar explicaciones y el dolor aumenta al conocer los detalles de la investigación. Lamentan el sufrimiento que pudo sufrir esta niña.

Diferentes solectivos sociales y educativos como el colegio Montecorona, donde estudiaba Naiara, han mostrado su indignación y tristeza. A través de un comunicado, el colegio San Ana muestra su apoyo al citado colegio por la "brutalidad y sinsentido de su muerte" ya que les provoca la repulsa más unánime: "Desde la Educación y todos juntos tenemos que seguir trabajando para que cosas así no vuelvan a ocurrir ni a nosotros ni a nuestros alumnos".

Comentarios