Consternación en el colegio de Naiara, que ahora piensa como afrontar el próximo curso sin ella

Desde la comunidad educativa del colegio Montecorona de Sabiñánigo donde estudiaba Naiara todavía siguen sin dar crédito a esta situación. La niña se encontraba en una familia desestructurada, pero en ningún momento pudieron intuir que la pequeña sufriese graves abusos, como torturas y golpes. Indican que para este tipo de casos, los colegios activan un protocolo de actuación en cuanto observan signos de este tipo, pero con esta niña en ningún momento se observó nada similar.

El director del colegio, José Manuel Morancho recalca que estos hechos ocurrían una vez pasado el curso lectivo, por lo tanto no hay clases en las aulas ni contacto cercano con los alumnos. Ahora se plantean como será el nuevo curso sin la presencia de Naiara.

La jueza de instrucción del juzgado nº 1 de Jaca ha retomado desde este lunes el caso. Tras decretar la de guardia el ingreso en prisión de Iván Pardo, hermano de la pareja de la madre de la niña, como acusado. Este día 10 s se trasladaba toda la documentación a la jueza del juzgado que lleva los casos de violencia y ésta deberá decidir si requiere nuevas investigaciones o declaraciones.

En este fin de semana se había planteado la posibilidad del trasladar el cadáver a Jaca para tomar nuevas pruebas que puedan requerirse en la investigación, antes de autorizar la entrega del cuerpo a la familia. El sábado se realizó la autopsia en Zaragoza.

La abuelastra de Naira requiero ante estos acontecimientos asistencia sanitaria con ingreso. Por el momento en Sabiñánigo no se asume ni concibe una acción de estas características y con mayor indignación al conocerse nuevos datos del sufrimiento de la pequeña.

Comentarios