Ramón Celma pide al ejecutivo aragonés medidas para prevenir los ataques a rebaños de la zona de los Monegros

Ramón Celma, Portavoz de Agricultura y Medio Ambiente del Partido Popular en las Cortes de Aragón, ha demandado al Gobierno autonómico mediante una iniciativa presentada en el Parlamento aragonés, un compromiso concreto y urgente del Departamento de Desarrollo Rural con los ganaderos ante los reiterados ataques sufridos por rebaños en diferentes zonas de la Comarca de Monegros.

Audio sin título

El diputado se ha desplazado a Leciñena, donde se encuentran las ganaderías más afectadas, y ha acompañado al ganadero más perjudicado por los ataques de los lobos a sus rebaños. Más de 60 ejemplares de ovejas y cabras han resultado muertos a causa de estos ataques.

El portavoz del grupo popular ha recordado que es responsabilidad del Gobierno, “generar condiciones para que puedan seguir produciendo ganaderos y agricultores, tiene la obligación de generar sosiego y tranquilidad entre los habitantes de los Monegros.

Celma ha manifestado además que la eficacia del ejecutivo aragonés, que preside Javier Lambán, está por debajo de lo que demanda una situación como la actual, donde existe un riesgo de peligro cierto.

Así, en su iniciativa parlamentaria el portavoz de Agricultura del PP reclama a la administración: “Que se haga cargo de la responsabilidad patrimonial por los daños que está causando el lobo con un plan de gestión de esta especie en colaboración con asociaciones especialistas en la materia, así como con las organizaciones agrarias y ganaderas de la zona”, además solicitó la aprobación de un protocolo de actuación para los ganaderos afectados y un plan de ayudas para que puedan adaptar sus instalaciones a la posible aparición del lobo y evitar la muerte de los animales.

Las agresiones del lobo a rebaños son insólitas para los agricultores de los municipios del área de Monegros, y de hecho situaciones como esta no se producían desde hace aproximadamente 200 años cuando las zonas actuales de cultivo eran montes, según indicaron los propios ganaderos.

Comentarios