Naiara ha recibido sepultura en el cementerio de Sabiñánigo

Pasadas las ocho de la tarde de este lunes recibía sepultura, en un nicho del cementerio municipal de Sabiñánigo, la niña de ocho años Naiara Abigail, fallecida por los traumatismos recibidos por la acción violenta de su tiastro Iván Pardo.

El funeral ha sido una ceremonia sencilla en la que se ha leído un responso y donde solo han estado la familia más directa, representantes de los servicios sociales de la comarca del Alto Gállego y empleados del Ayuntamiento. Para evitar cualquier presencia se ha esperado a que estuviera sin público el cementerio y quedar cerrado el acceso al mismo.

Para este martes va a ser difundido un comunicado de la familia de agradecimiento a todos los que les han apoyado en estos momentos difíciles y al pueblo de Sabiñánigo por sus muestras de solidaridad.

La jueza de instrucción del Juzgado nº 1 de Jaca que retomaba este lunes el caso no ha acordado ninguna diligencia. Tras decretar la de guardia en el fin de semana el ingreso en prisión del acusado Iván Pardo, hermano de la pareja de la madre de la niña, que se ha mantenido con frialdad en el centro penitenciario de Zuera, donde ingresó a media mañana del domingo.

El ahora encarcelado vivía con su madre, el padre ya fallecido, y dos niñas de 12 y 15 años, hijas de una hermana de Iván Pardo, cuyos abuelos asumieron la custodia de las mismas.

Por el momento en Sabiñánigo no se asume ni concibe una acción de estas características y con mayor indignación al conocerse nuevos datos del sufrimiento de la pequeña. Como las más de 28 horas en estado crítico y muerte cerebral de la niña y la admisión de los hechos por el presunto autor.

LA MADRE DE IVAN PARDO PIERDE LA CUSTODIA DE SUS NIETAS

La abuelastra de Naiara ante estos acontecimientos requirió asistencia sanitaria con ingreso. También hay que destacar que el Gobierno de Aragón ha decidido que las dos niñas que vivían en la casa de Iván Pardo , pasen a estar tuteladas por los servicios sociales de la comunidad. Se trata de sus nietas de 12 y 15 años.

Comentarios