El PAR exige medidas reales para peatonalizar las calles Alcoraz y Zaragoza

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha exigido públicamente al ayuntamiento “que tome las medidas y lleve a cabo las actuaciones precisas para una peatonalización real de las calles Alcoraz y Zaragoza, es decir, adecuarlas a la prioridad absoluta para los viandantes y a su carácter tanto comercial como residencial y social”. A juicio del PAR-Huesca “y como siempre ha defendido el Partido Aragonés en todos los mandatos municipales, peatonalizar no consiste sólo en cerrar al tráfico determinadas vías urbanas, mediante maceteros y cámaras de vigilancia, pero manteniendo calzadas, aceras y aspecto. Se trata de humanizarlas y hacerlas amables y acogedoras para vivir, pasear y trabajar, frente a los numerosos inconvenientes del tránsito de miles de vehículos”.

Para el comité del PAR, “el futuro de las calles ahora en cuestión así como de la plaza de Navarra, el resto de los Cosos y toda la zona peatonal pasa por su reurbanización de forma progresiva y planificada pero sin pausa. Hasta entonces, según se ha solicitado reiteradamente desde el Partido Aragonés, tienen que ser objeto de acciones de mejora, urbanismo comercial y dinamización, instalación de mobiliario, iluminación y limpieza, señalización y limitación de velocidad a los vehículos autorizados… acordadas en consenso, para hacerlas diferentes y atractivas. Igualmente, hay que incidir en el control de paso de vehículos y estacionamiento o en el ordenamiento y ‘pacificación’ en la calle Cavia y el entorno. Se trata de trabajar a favor de vecinos, comerciantes y visitantes”.

El comité del Partido Aragonés respeta y considera comprensibles las quejas de los establecimientos “causadas por la pasividad de este ayuntamiento que, tras el rechazo mayoritario hace unos meses a la intención de reabrir esa manzana al intenso tránsito de vehículos, no ha hecho nada más, ni siquiera plantear opciones intermedias, y ha motivado esta situación de protesta de los comerciantes”. El PAR-Huesca sostiene que “se debe reaccionar en consecuencia. La peatonalización beneficia al comercio, como se ha comprobado en otras zonas, pero siempre que sea verdadera”.

El Partido Aragonés valora que “la reapertura total sería un error: generar hasta el mismo corazón de la ciudad, un bucle de circulación de decenas de miles de vehículos, sin otro destino que volver al punto de partida rodeando la manzana o buscar una y otra vez entre las escasas plazas de estacionamiento posibles en esas calles, produciría peores efectos, además de atascar al menos dos intersecciones. La alternativa es acondicionar la zona a su uso peatonal, residencial y comercial, y en todo caso, soluciones posibles y consensuadas”.

El PAR-Huesca demanda la continuidad del Plan de movilidad y peatonalización, a través del acondicionamiento de calles y plazas, transporte público, ‘ciclabilidad’, accesibilidad, educación vial y ordenación del tráfico, en la zona centro y en todos los barrios. “El Plan no se ha desarrollado ni completado por lo que sólo ha podido demostrar parcialmente su carácter de avance para la calidad de vida y actividad económica en Huesca, de manera que en modo alguno cabe ahora improvisar su derribo o retroceso”, según los aragonesistas oscenses.

Comentarios