Jorge Gómez: “Huesca tiene un potencial importante que está por desarrollar”

En la jornada “Oportunidades de transformación agroalimentaria y exportación en la provincia de Huesca”, se ha querido aportar algunos de los datos que revela el estudio de FUNDESA, en él, se sugiere que con el nivel de producción de la provincia de Huesca se debería tener un mayor nivel de exportación y de comercialización.

El sector agroalimentario representa un 16,3% del empleo provincial. Este sector en la provincia de Huesca, representa en el total español del PIB el 0.5%, igual que también sus exportaciones, representan un 0.5% sobre el total de las exportaciones españolas. Según el cultivo los índices aumentan, por ejemplo, la cosecha del Guisante de Huesca representa en el total nacional, de este tipo de cultivo, un 16 %; exactamente igual que la cebada, que también representa un 16% del cultivo nacional de esta especie de cereal. Además, otro de los subsectores que tiene una aportación importante es el frutícola, con un 7 % dentro de la exportación nacional de fruta. En concreto las frutas más representativas son nectarinas, melocotones, kiwis, peras, nueces, almendras y manzanas.

El Maíz, la Cebada y el Trigo son los cereales más cultivados en Huesca, y en general, tienen rendimientos medios superiores a la media nacional. El cultivo de la Alfalfa supone un 15 % de la superficie nacional, y que un 16 % de las exportaciones nacionales de Alfalfa sean de la provincia siendo su principal destino Oriente Medio. Otro de los sectores, que pasa desapercibido pero cuenta con buenos resultados es el sector de ponedoras, que representa el 3.5% del total nacional.

Aunque la evolución de Huesca es positiva, cuenta con un menor número de industrias en la provincia respecto a Lleida y Navarra, algo lógico debido al menor tamaño poblacional y empresarial de la provincia. Aunque, bien es cierto, que Huesca posee un 25-30 % más de superficie agraria útil.

La ganadería en la provincia de Huesca ha ido incrementando su participación en el sector primario mientras que en España se ha mantenido estable, lo que significancia que el sector ganadero en la provincia es muy importante por la producción directa, y por lo que supone, en la producción agraria destinada a la alimentación animal.

El sector primario y agroalimentario aporta estabilidad, sostenibilidad y dinamización a la economía altoaragonesa. Por último, destacar que este sector en su conjunto tiene una alta capacidad de arrastre, es decir que obliga a otros sectores a producir.

Comentarios