Los afectados creen que la sentencia de Biscarrués marcará un antes y un después en los proyectos hidráulicos

Una ‘sentencia pionera’, así definían los ayuntamientos de la Galliguera y las organizaciones ecologistas la sentencia de la Audiencia Nacional por la que se desestima la declaración de impacto ambiental y el anteproyecto del pantano de Biscarrués. A partir de ahora se pide al Gobierno que ponga el foco en un nuevo modelo de desarrollo rural fortaleciendo el turismo, la agricultura y la ganadería. Además, en una declaración institucional, el alcalde de Biscarrués José Torralba, pedía la dimisión del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Son treinta años de lucha de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos para frenar este proyecto al que, por primera vez, se sumaban cinco organizaciones ecologistas. A partir de ahora, hay 30 días hábiles para que la parte contraria pueda recurrir, aunque al ser agosto un mes inhábil para la Justicia, habrá que esperar hasta septiembre. Mientras tanto el abogado José Luis Beaumont, aconsejaba que se sigan presentando las alegaciones.

El Ayuntamiento de Biscarrués era en la mañana de este miércoles un ir y venir de alcaldes, miembros de organizaciones ecologistas y vecinos que reconocían la satisfacción de esta sentencia. El alcalde, José Torralba, se dirigía a la Administración central para instarle a que, a partir de ahora, dedique sus esfuerzos al desarrollo rural, a la Directiva de Aguas y también al mundo agroganadero.

Los alcaldes afectados reconocían que nunca se dejó de trabajar por el desarrollo rural y que, estos 30 años "en el corredor de la muerte", los pueblos han seguido con un modelo ejemplar de desarrollo sostenible a pesar de la amenaza del pantano.

Por su parte, Luis Tirado, delegado de Seo/Bird Life reconocía que la sentencia demuestra que la Administración "no ha hecho bien los deberes", hablaba de una sentencia pionera y abogaba por que, ahora, se canalicen los esfuerzos a descontaminar el río del lindano, y se centre también en los regantes de los Monegros y en mejorar el medio ambiente.

La Coordinadora reconocía que ya se ha "acabado con la pesadilla", mientras que el alcalde de Biscarrués quería hacer una declaración institucional para pedir la dimisión del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Hay que recordar que el principal argumento esgrimido por la Audiencia Nacional para anular la declaración de impacto ambiental y el anteproyecto del pantano, es que con este proyecto el Gobierno español incumple la directiva Marco de Agua que se aplica en España desde el año 2000 y obliga a prevenir el deterioro de todas las masas de agua de la Unión Europea y a mejorar su estado.

Comentarios