Dos jugadores en edad juvenil entre el quinteto que encabeza el Open de Benasque

open ajedrez Valle Benasque

La octava ronda del Open de Ajedrez de Benasque, celebrada este jueves, demostraba que quienes llegan más fuertes a la recta final del torneo son los jugadores que vienen de atrás, entre ellos, Jorge Cori, Peter Prohaszka y Miguel Santos, a los que acompañan Kirill Shevchenko y Tamas Banusz, únicos supervivientes de los colíderes de hace 2 rondas. Destaca, en este quinteto, la presencia de dos jugadores en edad juvenil, Kirill Scevchenko y Miguel Santo. Además el ucraniano ya conseguía norma de Gran Maestro y sigue con opciones el español.

Los ucranianos Yuriy Kuzubov y Vladimir Baklan no podían pasar de las tablas y perdían protagonismo en el papel de favoritos. El que encadenaba la segunda derrota consecutiva erael aragonés Daniel Forcén, en esta ocasión ante Miguel Santos.

La victoria de Elizbar Ubilava le da una renta de un punto entero sobre el segundo clasificado entre los veteranos.

El catalán Victor Lillo se encarama al grupo de jugadores a medio punto del liderato y encarrila la posibilidad de Norma de MI. El que aseguraba la norma era Francisco García con las tablas de este jueves. Paolo Ladron de Guevara aseguraba la norma de Maestro Internacional y aún conserva opciones de la de Gran Maestro, al igual que Quentin Burri.

En las dos rondas que restan hay muchas opciones de que aumente el número de normas internacionales.

La valenciana Marta García recupera el liderato femenino tras su victoria en la octava ronda y en los diferentes tramos, buena clasificación de los aragoneses, sobre todo en el D con dos jóvenes zaragozanos en cabeza, Daniel Arjol y Alvaro Moreno.

La novena ronda deja unos emparejamientos de lujo con Jorge Cori volviendo al primer tablero, como penúltima prueba de fuego para el ucraniano Kirill Schevchenko, auténtica revelación del torneo. El otro juvenil de los colíderes, el andaluz Miguel Santos, se enfrentará a Tamas Banusz, mientras Peter Prohaszka tiene enfrente al sólido Yuriy Kuzubov.

Comentarios