Semana intensa de rescates en la provincia

rescate guardia civil helicóptero

El primero de ellos se recibía un aviso a las 06’45 horas del lunes día 10 en la Central 062 de la Guardia Civil de Huesca, informando que había un montañero que había sufrido un accidente en el Pico Posets y a pesar de haber llegado por su propio pie hasta el Refugio Ángel Orús, no podía continuar la marcha, se dirigieron al lugar GREIM y Unidad Aérea de Benasque, junto con médico de 061, tras recoger al mismo en la plataforma del refugio es evacuado a Benasque donde le esperaba una ambulancia que lo condujo hasta el Hospital Comarcal de Barbastro. El rescatado al parecer tropezó con una piedra cuando ascendía al Pico Posets y cayó unos 15 metros, produciéndose una posible fractura de tibia y contusiones en brazo y espalda, se trata de un varón de 64 años vecino de Vendrell (Tarragona).

Ese mismo día se recibió un aviso a las 20 horas informando que una persona que se encontraba en la senda forqueta del Gabieto (Ordesa) había sufrido una lesión en el tobillo y no podía continuar la marcha, se dirigen al lugar personal del GREIM de Boltaña, helicóptero de la Unidad Aérea con base en Benasque y médico del 061, tras ser localizada en las coordenadas que había facilitado se procede a evacuar a una mujer de nacionalidad francesa de 38 años, la cual es trasladada hasta Boltaña y de allí al centro de salud de Aínsa para valorar la lesión del tobillo.

El día 12 de julio a las 13’55 horas, se recibió un aviso en la central 062 de la Guardia Civil, de un montañero que se encontraba en el Collado de Pondiellos- Pico del Infierno (Sallent de Gallego) indicando que había escuchado un fuerte ruido de desprendimientos de roca y que una persona francesa pedía socorro y un helicóptero. Se dirigen al lugar persona del EREIM de Panticosa y helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca, localizando a 2960 metros dos montañeros haciendo señales de auxilio. Debido al estado de la roca, que se encuentra totalmente rota, y el riesgo que existe para los montañeros, ambos especialistas tienen que saltar del helicóptero a unos dos metros hasta el suelo en una zona un poco menos descompuesta y tras contactar con los montañeros los descuelgan unos 70 metros, teniendo que destrepar unos 200 metros de desnivel, hasta llegar al Collado de Saretas, donde pueden ser recogidos con seguridad y siendo trasladados al helipuerto de Panticosa. Se trata de dos franceses de 44 y 42 años que resultaron ilesos.

El mismo día 12 a las 15 horas se recibe un nuevo aviso en el que un montañero solicita ser evacuado de la Colladeta del Ibón en San Juan de Plan (Huesca) ya que cuando subía con su bicicleta por el lugar había sufrido un tropiezo y se había fracturado un dedo de la mano, no pudiendo continuar. Se dirigen al lugar GREIM y helicóptero con base en Benasque junto con médico del 061, tras localizar al accidentado en una pequeña pradera lo trasladan en helicóptero hasta Benasque y de allí en ambulancia al Hospital Comarcal de Barbastro, se trata de un hombre de 38 años vecino de Gijón, que sufría una posible fractura del dedo anular.

Por último el día 13 de julio se llevaron a cabo dos rescates, en el primero de ellos se indicaba que una persona menor de edad se encontraba en un paraje denominado Tranco de la Olas, cerca de los Oscuros del Balced (Bierge) con síntomas de deshidratación, se dirigen al lugar EREIM de Huesca, Unidad Aérea con base en Huesca y sanitario del 061, tras localizar al menor de 15 años, el cual se encuentra ya algo recuperado, por el médico se le realizó una exploración y se procedió a su evacuación junto a su madre, para que no tuviera que hacer a pie el recorrido que le quedaba hasta su vehículo y evitar así posibles complicaciones.

El otro aviso se trataba de dos senderistas que bajando del Collado de Estibiella (Canfranc) se encontraron con una mujer de avanzada edad con síntomas de cansancio y deshidratación. Se dirigen al lugar helicóptero con base en Huesca, SEREIM de Jaca y sanitario del 061, tras localizar a la mujer, de nacionalidad francesa, se procedió a su traslado hasta el Hospital de Jaca, con síntomas de agotamiento y deshidratación.

Comentarios