Sábado intenso con seis rescates en montaña sin consecuencias de gravedad

La Guardia Civil rescataba este sábado a un escalador herido en la Cresta de Salenques (Benasque). La intervención se prolongaba desde las 12:40 horas hasta las 13:25 y participaban la unidad aérea de Benasque, el GREIM de Benasque y un médico del 061. Se trataba de un vecino de Cornellá de Llobregat, Barcelona de 41 años de edad.

Por otro lado, un montañero resultaba herido en los picos Infiernos en Sallent de Gállego en la misma jornada de sábado y acudían a su rescate Unidad Aérea de Huesca, EREIM de la Guardia Civil de Panticosa y un médico del 061. La intervención se prolongaba desde las 11:45 a 14:30 horas. Se trataba de un vecino de Castellón.

Sobre las 12’30 horas se recibía un aviso en la central 062 de la Guardia Civil informando de que un montañero había sufrido un accidente en la zona del Pico Infiernos, t.m. de Panticosa, sufriendo una lesión en la mano que le producía mareos, por lo que no podía continuar.

Se desplazan al lugar personal del Ereim de Panticosa, Helicóptero con base en Huesca y médico 061, localizando en la misma cima del Pico Infiernos a 3.000 metros a un grupo de montañeros haciendo señales de auxilio, tras un apoyo parcial en la roca los especialistas ayudan al herido a subir al helicóptero y es trasladado hasta el Hospital Comarcal de Jaca. Se trata de un hombre de 63 años vecino de Castellón.

Sobre las 12’50 horas se recibe nuevo aviso, informando que un montañero ha sufrido un accidente en la zona de la Cresta Salenques, t.m. Benasque, como consecuencia del accidente podría tener una fractura en un tobillo por aplastamiento con una piedra.

Se dirigen al lugar Greim y Unidad Aérea de Benasque con médico 061. Tras realizar varias pasadas por la zona se localiza, a unos 3000 metros, a dos personas haciendo señales de auxilio, mediante un ciclo de grúa se deja a los especialistas en el lugar, tras inmovilizar el miembro lesionado se evacúa al accidentado y a su acompañante, dado que la zona es peligrosa para permanecer en solitario, siendo trasladados hasta la helisuperficie de Benasque, donde el médico de 061 le realiza una primera cura y de allí se desplaza a un centro de salud. Se trata de un varón de 41 años vecino de Cornellá de Llobregat (Barcelona), el cual sufre posible fractura de metatarsos y su acompañante un hombre de 56 años vecino de Barcelona ileso.

En torno a las 17:00 se ha recibido un aviso en la Central 062 indicando que dos personas que realizaban el descenso del barranco Gorgas Negras han sufrido sendos accidentes, en sitios muy próximos. Se dirigen al lugar personal del Ereim de Huesca, Unidad Aérea de Huesca y médico del 061, localizando a dos varones, uno de ellos con un fuerte golpe en la muñeca tras haber sufrido un resbalón y otro lesionado en un pie al saltar a una poza y golpearse contra unas piedras, se evacúa a ambos en helicóptero hasta el Hospital San Jorge de Huesca. Son dos vecinos de Madrid de 53 y 34 años.

En torno a las seis de la tarde se reciben dos nuevos avisos el primero informa que en las Gradas de Soaso (Ordesa) un hombre había sido atacado por una vaca y tenía un fuerte traumatismo en la cara y otro en la senda de los cazadores (Ordesa) donde una mujer ha sufrido una lesión en un tobillo que le impide continuar la marcha.

Se dirige al lugar personal del Greim de Boltaña con helicóptero de la Unidad Aérea de Benasque y médico de 061, localizando en las gradas a un hombre con un fuerte impacto en la cara, tras una primera cura por parte del médico es trasladado a la pradera de Ordesa, donde una ambulancia le espera para su traslado a un centro médico. Se trata de un hombre vecino de Reus (Tarragona) de 48 años.

Tras varias pasadas por la Senda de los Cazadores se localiza a un hombre haciendo señales de auxilio, mediante un ciclo de grúa se desciende a un especialista, que tras inmovilizar a la herida se baja el médico y un especialista para atender al herido, dirigiéndose otro especialista con el personal de la Unidad Aérea a localizar a la persona herida de la senda, localizando tras varias pasadas a un hombre haciendo señales, se deja al especialista con un ciclo de grúa para realizar la inmovilización de la pierna de la accidentada y tras asegurarla es evacuada mediante un ciclo de grúa y trasladada a la helisuperficie de Boltaña donde esperaba una ambulancia convencional que la lleva a un centro médico. Se trata de una mujer francesa de 67 años con una posible fractura de tobillo.

Se ha realizado también una evacuación desde el Refugio de la Renclusa al que han acudido personal del Greim y unidad Aérea de Benasque, al recibirse aviso de que un hombre que había sufrido una caída y tenía un posible esguince de rodilla, habiendo llegado hasta el refugio pero no pudiendo continuar la marcha. Se trata de un varón de 29 años, que ha sido trasladado a la helisuperficie de Benasque y de allí a un centro médico.

DOS RESCATES EL VIERNES

El primero de ellos se recibió una llamada telefónica sobre las 16’20 horas, en la Central 062 de la Guardia Civil de Huesca, informando que un barranquista que se encontraba realizando el descenso del barranco Escuaín, t.m. de Puértolas se había lesionado un tobillo al resbalarse y caer unos tres metros a unas rocas.

Se dirigen al lugar personal de la Unidad Aérea con base en Benasque, Greim de Boltaña y médico 061.

Una vez localizan al herido, en una zona confinada del barranco, mediante ciclos de grúa descienden los especialistas y la médico, la cual tras valorar las lesiones inmoviliza la pierna y se le evacúa del lugar mediante un ciclo de grúa, siendo trasladado a la helisuperficie de Boltaña y de allí con una ambulancia al Hospital Comarcal de Barbastro. Se trata de un hombre de 41 años vecino de Madrid.

A las 18’50 se recibió un nuevo aviso en la central 062, informando que un barranquista se había lesionado un tobillo en el Barranco Formiga, se dirigen al lugar Ereim de Huesca, helicóptero de la Unidad Aérea con base en Huesca y sanitario del 061, tras localizar al accidentado se accede al mismo mediante ciclos de grúa y se le inmoviliza la pierna, se le extrae del barranco con un ciclo de grúa y es trasladado al Hospital San Jorge con un posible esguince de tobillo. Se trata de un francés de 33 años.

Comentarios