Otra noche de lleno en el Festival Internacional de la Oralidad de Robres

Florido Pensil Festival Oralidad

El Teatro de Robres, en la segunda velada del Festival de la Oralidad, con la recuperación para los escenarios de su galardonado “El Florido Pensil”, volvió a llenar de público las butacas del parque de San Blas de la localidad monegrina. En esta ocasión, la organización colocó unas gradas supletorias para doscientas personas y dejar así el aforo dispuesto para quinientos espectadores. Lleno absoluto para sonreír en torno a una recreación del sistema educativo de la posguerra española a través de la adaptación teatral de la novela homónima escrita en el año 1994 por Andrés Sopeña, profesor de Derecho de la Universidad de Granada y especialista en comunicación social, en adaptación teatral.

“El Florido Pensil” se subía al escenario de la mano del Teatro de Robres, trece años después, a petición del elenco más joven de la compañía teatral monegrina. Y lo hacía con una original puesta en escena, dinamismo y capacidad interpretativa, bajo la dirección de Luis Casaús. Sobre el escenario no faltaron alusiones a referentes importantes de la época como el cine de barrio, la iglesia, los tebeos o canciones como la del Cola Cao, o sintonías como el NO-DO y que caracterizaron el caldo de cultivo de una educación sentimental. Y mientras esto se sucedía sobre el escenario, del patio de butacas se esbozaban continuas sonrisas en recuerdo de las personales vivencias de la escuela nacionalcatólica. Un sutil y vibrante texto de mirada lúdica en el que se aparca la crítica a una época para recrearla desde un punto de vista de alguien que ironiza sobre lo que vivió.

Jorge Cored, Jimy Giménez, Lorenzo Pueyo, Ángel Gavín y Guillermo Pueyo, en pantalón corto, azuladas batas y ayudados de cinco pupitres de madera, recordaron con maestría al público, pequeños fragmentos de libros que se usaban en las escuelas de esa época y anécdotas de una historia vivida.

El próximo sábado, día 22, Gorsy Edú será el encargado de poner el punto y seguido al Festival Internacional de la Oralidad de Robres.

Comentarios