Aínsa afronta un verano de 'récord' después de las buenas cifras turísticas de julio

plaza Mayor Aínsa

La villa medieval de Aínsa espera un verano turístico “de récord” después de los buenos datos registrados durante el mes de julio. Según el alcalde de la localidad, Enrique Pueyo, uno de los motivos que explican este aumento de visitas es el hecho de haber adelantado la celebración del Festival Castillo de Aínsa. “El adelanto de la fecha nos ha permitido estirar la temporada alta en Aínsa, y este mes de julio está siendo de récord, a pesar de que el julio pasado ya fue muy bueno”, explicaba Pueyo.

Según los datos facilitados por la oficina de turismo de Aínsa, a estas alturas del mes de julio han pasado por la oficina 14.250 personas, cuando en el mismo periodo de 2016 habían pasado 13.500 turistas. Casi mil personas más que confirman la tendencia al alza del turismo en Aínsa, donde el mes de agosto sigue siendo el más importante. Según la información facilitada en la oficina de turismo, desde estas fechas hasta finales de agosto el número de turistas se duplica. La previsión de la ocupación hotelera para estos meses ronda el 80% entre semana y el 100% en los fines de semana.

Desestacionalizar el turismo

Además del buen dato de visitantes, el alcalde de Aínsa destaca que están consiguiendo desestacionalizar el turismo a través de la multitud de actividades alternativas que se desarrollan durante el año, como la feria de Bioconstrucción, que es la única a nivel nacional o el esquí en Saint-Lary, entre otras cuestiones. “El turismo de bicicleta es muy importante, con las rutas de BTT durante todo el año; el Geoparque del Sobrarbe cada vez recibe más visitas y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es nuestro principal atractivo, con más de 600.000 visitas al año”, manifestaba.

Comentarios