El PAR apoya a los ganaderos de Monegros y plantea la captura del lobo hasta que haya garantías totales de convivencia

Lucía Guillén, diputada del PAR en Cortes de Aragón por Huesca y portavoz parlamentaria del Partido Aragonés en Desarrollo rural, ha manifestado “el rotundo respaldo del PAR a la posición reivindicativa de los ganaderos monegrinos y a su rechazo” ante la presencia y ataques del lobo en la zona, que se han repetido con intensidad en las últimas semanas.

En este sentido, Guillén ha llamado la atención del Gobierno de Aragón sobre el acuerdo unánime e institucional adoptado por el Consejo comarcal de los Monegros, en el que insta a ‘la captura del lobo o lobos y el traslado a su hábitat natural, que reúna las condiciones necesarias para su desarrollo’, “una postura y petición muy firme, que une a todos los representantes locales y comarcales del territorio directamente implicado, y que el PAR apoya”.

Para la diputada del Partido Aragonés, “el gobierno está actuando en este asunto con improvisaciones y prejuicios de un conservacionismo mal entendido, priorizando la permanencia ya del lobo sin previsión ni acciones efectivas, frente a los razonables planteamientos de los habitantes de Monegros, fundamentados en la evidencia de los daños causados que se debe evitar”.

Por ello, Lucía Guillén ha exigido que “no se tome cualquier decisión sobre medidas de convivencia con esta especie, hasta que se cuente con el consenso de los afectados, garantías totales, fondos asegurados y certezas. La ganadería es vital para la comarca, también desde un enfoque ambiental, y se debe promover en vez de ponerle trabas. Hay que planificar y basar las determinaciones sobre el entendimiento, esencial para que avancen las políticas en materia de medio ambiente.”

Y ahora, el oso

La portavoz del PAR ha indicado que “además de toda esta situación, ahora se añade la desconfianza ante el Gobierno de Aragón y las dudas que provocan sus incumplimientos y recortes como sucede en el caso del oso. Un precedente nefasto para su idea sobre el lobo”.

Guillén ha explicado que “llevamos toda la legislatura advirtiendo de un conflicto que al final ha explotado porque los ganaderos aragoneses del Pirineo no perciben las compensaciones y ayudas precisas y que existen en otras comunidades, para la prosperidad de sus explotaciones en el área del oso en libertad. En este momento, tampoco las pocas subvenciones que tenían prometidas. El gobierno tiene que resolver de inmediato esa omisión, sin excusas de plazos y burocracia”.

Comentarios