El Gobierno de Aragón pide este miércoles la intervención de la fuerza pública para el regreso de los bienes que retiene la Generalitat

Museo Diocesano Comarcal Lérida

Los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón pedirán este miércoles a la jueza que permita el lunes la entrada al Museo de Lérida, lugar donde están retenidos los 44 bienes que la Generalitat tiene que devolver, en caso de no recibir del Gobierno catalán el plan de traslado. Hay que recordar que, según los autos judiciales, la Generalitat debía comunicar al Ejecutivo aragonés como fecha límite este martes, día 25, un documento explicando las cuestiones técnicas del traslado de los 44 bienes, que deben enviarse a Sijena, como tarde, el 31 de julio.

En concreto, los servicios jurídicos solicitarán a la jueza que permita la entrada en el museo ilerdense de la técnico perito del Gobierno aragonés y de la secretaria judicial, y pedirá asimismo el auxilio de la brigada de patrimonio histórico de la Policía Nacional o de la unidad homóloga existente en la Guardia Civil para que no se produzca ningún problema.

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, anunciaba que esperaría hasta la noche a la llegada de algún tipo de comunicación por parte del Gobierno catalán y calificó esta situación de un “deja vu o día de la marmota”, recordando que el pasado verano la Generalitat ya incumplió los plazos de entrega del plan de traslado y de devolución (entregó solo 51 y fuera de fecha). La consejera ha calificado de “muy grave” y de “provocación insoportable” que la Generalitat haya mostrado ya su intención de incumplir las sentencias. Respecto a la petición de entrada de los técnicos, acompañados de la unidad de delitos patrimoniales de la Policía o, en su caso, de la Guardia Civil, Pérez ha afirmado que se trata de un paso más para evitar que el Gobierno catalán “vuelva a reírse no solo de la Justicia, sino de todo Aragón”, tras manifestar que no tiene ninguna voluntad ni intención de cumplir con la sentencia. La consejera ha explicado que el Gobierno de Aragón exigirá el cumplimiento estricto de la sentencia y pondrá en marcha todos los mecanismos para que las obras regresen a Sijena.

Además, el Gobierno de Aragón ha instalado ya en los antiguos dormitorios del Monasterio de Santa María de Sijena el mobiliario que permitirá exponer estos 44 bienes. El Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha invertido más de 400.000 euros en rehabilitar y acondicionar los antiguos dormitorios y la sala capitular de Monasterio de Sijena, que se encuentran en perfectas condiciones.

En la actualidad, allí se puede visitar la exposición de 51 de los bienes que Cataluña devolvió en julio de 2016. Entonces, la Generalitat incumplió el fallo judicial de retornar la totalidad de los 97 bienes (53 estaban en el Museo Nacional de Arte de Cataluña y regresaron a Sijena 51, puesto que la Generalitat dijo que las 2 piezas restantes estaban extraviadas; y no devolvió los 44 depositados en el Museo de Lérida).

Ahora, Cultura ha colocado el nuevo mobiliario para exhibir las 44 piezas que deben volver. En concreto, ha instalado seis módulos parabanes para exhibir los bienes en forma de bastidor de madera, además de la iluminación necesaria para que luzcan en las mejores condiciones.

Alberto Gimeno, el letrado que desde hace décadas se ocupa los diferentes litigios de la piezas de arte de Aragón depositadas en Cataluña, dice estar convencido de que, si no es con la intervención de la fuerza pública, los bienes no volverán a Aragón. Este martes expiraba el plazo dado por la jueza para que el gobierno catalán indique cómo y de qué manera va a devolver las 44 piezas de Sijena depositadas en el Museo Diocesano de Lérida. Se sorprende el letrado aragonés de que la propia Generalitat haya hecho ostentación en los medios de comunicación de que no va a acatar la orden judicial.

Ante este escenario, Gimeno, dice, no le queda otra salida que exigir que sea la fuerza pública la que obligue a cumplir la sentencia de un estado de derecho, algo que pedirá a la juez del caso este miércoles a primera hora.

Hasta la fecha Cataluña solo ha ejecutado la sentencia sobre los bienes parcialmente, devolviendo 51 de las 97 piezas.

El resto, salvo dos que el gobierno catalán dice haber extraviado, están depositadas en el Museo Diocesano de Lérida.

Gimeno argumenta que una ejecución parcial, no cabe en derecho.

Además, desde el punto de vista jurídico, recuerda el letrado, la jueza de Huesca solo está exigiendo el cumplimiento de la sentencia que ella misma dictó, por lo que no le cabe ninguna duda de que adoptará las medidas necesarias para que la Generalitat cumpla con su obligación de devolver los bienes.

Gimeno ha tenido que litigar contra un gobierno, el catalán, que cuenta con muchos más medios y con un equipo jurídico muy potente.

Aún así, ha logrado sentencias favorables a las tesis aragonesas.

Y todo sin sesgo político, dice el letrado, ya que sus argumentos han sido los mismos a pesar de los cambios políticos que han tenido ligar en Aragón en los últimos años.

Añade que es el gobierno catalán el que está utilizando ese tipo de mensajes para no ejecutar una sentencia de un caso que ha perdido con argumentos jurídicos y de derecho.

Comentarios