El PAR no es partidario del actual sistema de elección del lanzador del cohete

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha hecho pública su posición ante la situación generada por la decisión del ayuntamiento de abrir a votación, en esta oportunidad solamente entre dos posibilidades, la designación de la entidad encargada de lanzar el cohete anunciador de las fiestas de San Lorenzo, el día 9 de agosto.

Según indica el comité del PAR, “la controversia que está suponiendo en la ciudad, tener que optar por entidades de tan diferente ámbito como la SD Huesca y el Hospital San Jorge sólo puede generar polémica, que ya ha surgido”, con la postura del club de fútbol “lógica y razonable, al expresar con humildad y realismo, su disgusto. No se puede comparar los merecimientos de un equipo deportivo con un centro sanitario ni esta distinción se puede someter por obligación a una competición similar a un concurso, como el cartel”.

El PAR-Huesca entiende que “finalmente, el único resultado posible va a ser que una de las dos entidades salga perdiendo y también que la imagen de Huesca pueda deteriorarse interna y exteriormente: ¿una ciudad que deja sin galardón alguno la mejor temporada de la historia de su club representativo o una sociedad que prefiere el fútbol a la sanidad? No hay respuesta plenamente aceptable pero el ayuntamiento hace dejación de su responsabilidad y traslada la decisión a los oscenses en una presunta y equivocada promoción de la participación”.

El comité municipal del PAR-Huesca valora que todo ello constituye “un doble error del ayuntamiento que arriesga daños propios como institución, a terceros y para la ciudad. En primer lugar, como mantiene el Partido Aragonés y este año se comprueba de nuevo, el reconocimiento y honor de lanzar el cohete alcanza un gran significado y exposición por lo que no debería ser producto de una confrontación sino de la unanimidad. Así sucede con otras distinciones sin problemas y es el caso de las Peñas con la pañoleta al Santo”.

“En segundo lugar -añade el PAR de Huesca-, la actual polémica podría haberse evitado, concediendo con todo mérito la Parrilla de Oro al hospital, además de la Agrupación de Danzantes. En años anteriores, se ha impuesto más de una Parrilla y según el reglamento, este emblema oscense se basa en la ‘participación, promoción, servicios o colaboración en beneficio de la celebración de las fiestas de San Lorenzo de Huesca’. Se trata de un motivo fundamentado ya que el San Jorge presta un servicio inestimable en esas fechas y además, este reconocimiento respaldaría la difusión del 50 aniversario del centro con el homenaje a todos sus trabajadores a lo larga de la extensa trayectoria de dedicación a la Salud. Incluso la solemnidad de la imposición de la Parrilla concuerda más con ese sentido que el cohete”.

De esta manera, para el comité del Partido Aragonés, “cabría haber otorgado al fin, a la Sociedad Deportiva Huesca, el papel de lanzador, ejercido en un clima más adecuado y festivo, como un Alcoraz reproducido. Esta designación se había anticipado, contaba con consenso y fue propuesta también desde el PAR, pero finalmente por parte todos los grupos municipales se ha repetido y aceptado, al igual que en el planteamiento de la elección por votación, la proposición de un solo partido que parece empeñado en echar su firma, aunque sea sin criterio sólido alguno, ni soluciones favorables al interés general”.

Por todo ello, el PAR-Huesca reclama a los grupos municipales “más sentido común y oscense, respetando su función, a los símbolos que identifican a esta ciudad como el inicio de las fiestas, y a aquellas entidades de Huesca que se han ganado el apoyo de todos, sin necesidad de rivalizar entre ellas. Así mismo, es imprescindible que los actuales concejales apliquen más capacidad en todas las cuestiones, buscando las mejores alternativas que en esta ocasión era casi obvia, y destinen más voluntad acuerdo y rigor a la tarea que tienen encomendada”.

Comentarios