Ibercaja eleva el crecimiento de Aragón al 3% para 2017

Ibercaja ha presentado el número 62 de la revista Economía Aragonesa, en el que eleva sus previsiones de crecimiento del PIB de Aragón al 3% y para el conjunto de la economía española al 3,1% para este año, una y cuatro décimas más, respectivamente, que las anteriores estimaciones.

Así lo ha expuesto en la rueda de prensa de presentación el director financiero de Ibercaja, Antonio Martínez, acompañado por Santiago Martínez, analista económico financiero del área, quienes han comparecido junto a los autores de los artículos monográficos: Inmaculada García y Víctor Montuenga, doctores en Economía y profesores de la Universidad de Zaragoza, Susana González, directora de Hiberus Legalthec y Cibersec, y Miguel García, vicepresidente del Clúster Aragonés del Agua y gerente de Amaltea.

Antonio Martinez ha trasladado a los medios su confianza en el dinamismo de la economía aragonesa: “la mejora del ciclo industrial repercutirá en una aceleración de los indicadores sectoriales y la inversión se recuperará, beneficiándose de las buenas perspectivas y de la facilidad de acceso a la financiación”. Además, ha dicho “el fuerte incremento de las afiliaciones a la Seguridad Social permite esperar que la inercia del crecimiento siga siendo positiva y se verá reflejada en el consumo de los hogares y en segmentos de la economía retrasados en el ciclo, como buena parte del sector servicios”.

Una expansión económica continuada y generalizada

La perspectiva de crecimiento para la economía aragonesa se revisa al alza en esta nueva edición situándose en el 3% para este año, desde el 2,9% anterior, así como la del conjunto de la economía española que se estima en un 3,1%, cuatro décimas por encima del último dato.

Estas previsiones evidencian que la recuperación económica aragonesa continúa y es generalizada, aunque más ralentizada que el conjunto del país en el primer semestre del año. Los mejores datos provienen del sector exterior, al ampliarse el superávit comercial y la contribución de la demanda externa al crecimiento, debido en gran medida a la mayor diversificación de las exportaciones. Además, se está produciendo un mayor dinamismo en la construcción, al menos en el mercado residencial. Por otro lado, la inversión en equipo o la producción industrial han presentado un comportamiento menos vigoroso del esperado, al igual que el consumo, aunque los actuales ritmos de expansión económica permiten que se continúen reduciendo los desequilibrios del mercado laboral, en el que crece con fuerza el número de afiliados a la Seguridad Social y la tasa de paro se ha reducido hasta el 11,4%.

El crecimiento de la economía española ha sido mayor que el esperado en el primer trimestre del año y rompe la tendencia bajista que experimentaba desde máximos de 2015. Este cambio de tendencia se debe a la mejora de los datos de la inversión y, sobre todo, al crecimiento de la demanda externa, tanto por la mejora de competitividad obtenida durante los años de crisis, como por la buena evolución de las exportaciones españolas. Todo ello se está trasladando a los datos de empleo, que en junio registraron un incremento de afiliados a la Seguridad Social del 3,8%.

A nivel internacional, 2017 está resultando el año de la consolidación del crecimiento y los principales organismos internacionales están revisando al alza sus previsiones a futuro del PIB mundial. La economía estadounidense continúa su auge y los BRICS también experimentan un crecimiento generalizado debido al crecimiento del comercio mundial. En este contexto no se están produciendo presiones inflacionistas por lo que los bancos centrales podrán mantener las políticas expansivas durante más tiempo, al menos en Europa.

Crisis y empleo, ciberseguridad y variabilidad climática en Aragón

El primer estudio monográfico de la revista, con el título “El impacto de la crisis en el mercado de trabajo español. Análisis de los efectos de la reforma laboral de 2012” ha sido elaborado por Inmaculada García Mainar y Víctor Montuenga Gómez, doctores en Economía y profesores de la Universidad de Zaragoza. En la Gran Recesión, los autores realizaron un análisis de la situación del mercado de trabajo español concluyendo con la necesidad de la necesidad de hacer cambios profundos a largo y a corto plazo. Tras la reforma de 2012, que recogía muchas de las medidas del análisis, los autores realizan una valoración crítica de sus efectos en este monográfico.

Susana González, directora de Hiberus LegalTech y CyberSec, autora del artículo titulado “Cyberseguridad y regulación tecnológica, ¿moda pasajera o prioridad?”, transmite la importancia de la protección de la información que, en el entorno digital que vivimos, se traslada al ciberespacio. Es responsabilidad de todos implementar de manera proactiva todas las medidas para garantizar la seguridad de estos datos, controlando la disponibilidad, confidencialidad e integración de la información.

El tercer monográfico, con el título “Efectos potenciales en la variabilidad climática en la economía aragonesa” ha sido elaborado por Miguel García Lapresta, director general de la consultora Zeta Amaltea, S.L. En él, pretende alertar sobre las vulnerabilidades y las oportunidades de la economía aragonesa en lo relativo a su dependencia del agua y los efectos de la variabilidad climática.

Punto de mira y Visión directiva

El análisis de la actualidad desde un punto de vista periodístico lo aporta, en esta ocasión, Luis Humberto Menéndez, redactor jefe de Economía de Heraldo de Aragón. Repasa con detalle la situación económico-política que configura hoy el panorama nacional y aragonés, incidiendo en las revisiones al alza sobre el crecimiento de las economías nacional y regional y deteniéndose en el trascendente cambio de propiedad de Opel y sus efectos, analizando además la situación de distintas empresas que apuntalan el crecimiento aragonés.

José Palma, director del Área de Medios de Ibercaja Banco, protagoniza la visión directiva del número 62 de la revista Economía Aragonesa. En la entrevista responde a las cuestiones relativas a la transformación digital que está experimentando el Banco y su alineación con la estrategia de negocio y la propuesta de valor a sus clientes.

Por último, el separador de este número recoge una serie de datos que reflejan la contribución de Ibercaja al crecimiento económico y social.

Comentarios