El Indio y La Señorita ya se exponen en Espacio Pirineos

Durante los próximos meses, dos de los seis cabezudos de Graus que viajaron a Madrid en el año 1979, El Indio y La Señorita, se exponen en una de las capillas de Espacio Pirineos dedicada a las fiestas de Graus. Con este gesto, el Ayuntamiento, explicaba el concejal Joaquín Baldellou, salda una deuda con los cabezudos y además arroja luz acerca de cómo y por qué salieron de Graus. Agradecía también a la antropóloga Elisa Sánchez, su empeño por ‘salvar’ esos cabezudos

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Sánchez recordaba cómo, hace 38 años, evitó que desaparecieran seis viejos cabezudos, de los que la cofradía, a la que pertenecen los cabezudos, se quería deshacer por el mal estado en el que se encontraban. Pidió a la cofradía que le dejaran llevárselos a Madrid y los ‘rescató’. El viaje hasta Zaragoza lo realizó en autobús con cinco de las ‘cabezas’ en el maletero del autocar y La Señorita, a sus pies.

Ya en Madrid, ella y las conservadoras del Museo de Artes Populares de Madrid de la Universidad Autónoma los restauraron ‘como pudimos, decía, hasta que visto el éxito, el rector de la Universidad planteó enviarlos a Barcelona para realizar una restauración adecuada y regresarlos, nuevamente, a Madrid.

Sánchez, que se sentía emocionada y orgullosa de haberlos podido salvar y verlos, nuevamente, aunque sea de manera temporal en Graus, manifestaba confiada que terminarán regresando, las seis cabeza a Graus, aunque no vaya a ser un proceso fácil.

El prior de la cofradía del Santo Cristo y San Vicente Ferrer, Antonio Abadías, agradecía también a Elisa Sánchez, la conservación y restauración de los cabezudos, y añadía que no cejará en su empeño por recuperar los seis para el patrimonio de Graus y de la cofradía.

El viaje de regreso a casa de las ‘cabezas’ lo explicó Jorge Mur, técnico de cultura, quien destacó la facilidad para mediar y conseguir un convenio de cesión por tres años de ‘El Indio y La Señorita’. También Mur considera factible traer a los otros cuatro cabezudos que permanecen en Madrid.

Durante los dos próximos meses, ambos cabezudos se exponen en una de las capillas de Espacio Pirineos donde también se pueden ver fotos del antes y después de la restauración, un audiovisual con una entrevista a Elisa Sánchez en la que explica los detalles del proceso y un rincón infantil, para que, los niños, se acerquen a estos personajes.

Comentarios