Cataluña desobedece a la juez y no entrega los 44 bienes de Sijena

sijena bienes sala

La previsión se ha cumplido. La Generalitat de Cataluña no entregaba este lunes, como plazo que concedía el juzgado de Huesca, las 44 obras que faltan por devolver al Monasterio de Sijena. Ante este incumplimiento, el Gobierno de Aragón ha tomado medidas. En primer lugar, solicitar a la juez que permita la intervención policial. En segundo lugar, ha preparado un dispositivo para ir a buscar el tesoro artístico sijenense al Museo de Lérida, donde se encuentra retenido.

El Gobierno aragonés también ha solicitado a la jueza que considere el mes de agosto como periodo hábil para tratar de agilizar el retorno de las obras lo antes posible al lugar donde deben estar, el Monasterio de Sijena. Y es que, tal y como recuerda el alcalde de Villanueva de Sijena, Ildefonso Salillas, esos 44 bienes “deberían estar en el Monasterio hace un año” por lo que pide “celeridad” a los servicios jurídicos.

Salillas se refiere al 27 de julio de 2016 cuando Cataluña devolvió 53 de los 97 bienes que entonces reclamaba Aragón; faltan, todavía hoy, por entregar los de mayor valor. El alcalde tenía “la ilusión y la esperanza” de que las obras no se devolviesen en la jornada del lunes, sino un día o dos después, como ocurrió en aquel momento.

Sin embargo, las declaraciones este lunes a la Agencia Catalana de Noticia del conseller catalán de Cultura, Lluis Puig, descartan la posibilidad de que ocurra de ese modo. Argumenta que "no se han resuelto los recursos pendientes y que no hay una sentencia en firme" por lo que "la Generalitat tiene la voluntad de mantener las piezas en el Museo de Lérida".

Unas declaraciones que muestran la resistencia a entregar las piezas a Aragón. Se enfrentan, según el abogado de Villanueva de Sijena en este conflicto, Jorge Español, a penas que seis años de prisión por presuntos delitos de desobediencia judicial y de apropiación indebida de patrimonio histórico.

“Es un asunto estrictamente judicial”, apostillaba Español rechazando la narración o versión en clave política que trata de transmitir la Generalitat de Cataluña a la opinión pública.

El Ejecutivo autonómico aragonés va a seguir peleando para que “el retorno se produzca lo antes posible”, porque “Aragón tiene que reivindicar la importancia patrimonial y emocional de estos bienes” y deben estar “al disfrute de todos los aragoneses”, en palabras de Escuín.

El Gobierno aragonés ha invertido 400.000 euros en la rehabilitación de los antiguos dormitorios y de la sala capitular donde se expondrán las piezas que debe devolver Cataluña. Escuín sentencia con rotundidad que el templo sijenense está “perfectamente acondicionado” para recibir las obras. Aduce que “cumple todos los requerimientos de climatización, iluminación y seguridad”.

Las próximas horas son vitales para perfilar la estrategia que adoptará Aragón para lograr el retorno de las obras lo antes posible. La jueza deberá responder a las solicitudes del Ejecutivo autonómico aragonés sobre la intervención policial, el envío de un dispositivo especial al Museo de Lérida para recoger las obras y que agosto sea mes hábil para agilizar el proceso.

En los Monegros y en el conjunto de Aragón confían en que la juez atienda a estas peticiones puesto que fue “muy clara” con anterioridad al señalar a Cataluña que si no entregaba las piezas en el plazo fijado en el auto se deduciría “testimonio por desobediencia”.

Comentarios