El Vive Inmuebles del CC Oscense cadete en Navarra

Los cadetes del Vive Inmuebles C.C.Oscense se desplazaron hasta la localidad navarra de Bera de Bidasoa para disputar el XIV Berako Saria.

Se trataba de una carrera muy dura, puesto que los 44 kilómetros de que constaban la prueba se realizaban en un circuito de 4,4 km con un repecho con mucha pendiente por las calles del pueblo. Además de la dureza del trazado, la disputa de las clasificaciones secundarias seleccionó más si cabe la carrera, ya que en las vueltas pares se disputaban las Metas Volantes y en las impares los sprints intermedios. Esto provocó que fuese una salida muy nerviosa y rápida, obligando a los corredores a estar muy atentos en cabeza a posibles cortes. Ya en la tercera vuelta, se fragmentó el pelotón, logrando Pablo Castrillo formar un grupo en cabeza con otros 2 corredores, mientras que Víctor Serrano quedó cortado en un grupo que pese al enorme esfuerzo por poder reengancharse a la carrera, fue cortado por los jueces. La fuga logró abrir un hueco superior al minuto gracias al cual pudieron disputarse la victoria con relativa calma y siendo finalmente Castrillo 3º en un apretado sprint.

Aprovechándose de la cercanía, el equipo altoaragonés disputó el lunes la "Clásica Valle del Aranguren", prueba perteneciente al Torneo Gaztetxoak. Para esta carrera se unió Miguel Gil a los ya mencionados Castrillo y Serrano. Con un recorrido de 66 kilómetros, una salida con continuos repechos, el doble paso por el alto de Aranguren y una gran participación, con corredores de todo Navarra, País Vasco y Aragón, la carrera fue un caos desde el principio, con continuos saltos del pelotón y sin un equipo dominador capaz de coger las riendas de carrera. Castrillo, pese al esfuerzo realizado el día anterior, se mostró muy activo durante toda la prueba, tratando de zafarse del grueso del pelotón en numerosas ocasiones. Serrano y Gil, se vieron perjudicados por un corte y no fueron capaces de reintegrarse al pelotón. Finalmente, fueron 5 los corredores que lograron abrir hueco y disputarse la victoria, quedándose Castrillo en un grupo posterior, atravesando la línea de meta en 15ª posición.

Estas dos pruebas han servido a los corredores para ultimar su estado de forma de cara a la XXXIV Vuelta al Bajo Aragón que dará comienzo el próximo viernes en Maella con un prólogo de 2,2 kilómetros.

Comentarios