Una fuerte tormenta obliga a desalojar el llano de La Renclusa de madrugada

La noche del sábado al domingo en torno a las dos y cuarto de la madrugada, una tormenta que dejaba 80 litros en apenas unas horas en la cabecera del valle de Benasque, al pie del macizo de las Maladetas, obligaba a quienes estaban acampados en la zona del llano de La Renclusa a buscar refugio, de madrugada, en las instalaciones del mismo. Se daba aviso al GREIM de Benasque para evacuar, en la mañana de este domingo, en helicóptero a la gente desde el refugio. La tormenta fue intensa durante cinco horas.

La cantidad de agua caída hacia que los barrancos que bajan de Maladetas y Paderna se desbordaran a la llegada al llano, arrastrando grava y piedra, y llevándose por delante el puente de la ermita y las tiendas de campaña con las pertenencias de las personas acampadas, unas 40, que abandonaban las tiendas para refugiarse en La Renclusa donde pasaban la noche.

En el lugar se habían instalado más de una docena de tiendas de campaña que han sido arrastradas en alguno de los casos con personas en su interior, pudiendo salir todos ellos por sus propios medios, sin sufrir daños personales graves, teniendo alguno de ellos contusiones y erosiones, arrastrando el agua todas sus pertenencias, ropa, calzado y en algunos casos documentación personal.

En el refugio que se encuentra cerca del lugar del suceso, se ha dado cobijo a unas 30 personas, alguna de ellas sin ropa ni calzado seco, suministrándoles bebidas calientes, mantas, comida y diferente ropa de abrigo, y ayudando en la búsqueda y recuperación de los enseres personales.

Las lluvias caídas unos 48 litros en Llanos del Hospital, 52 en Laspaúles, 42 en Chía, 41 en Cerler-Ampriu, o 19 en Benasque son muy bien recibidas tanto por los pastos de montaña como por los acuiferos.

En cuanto se ha recibido el aviso en la Guardia Civil personal del Puesto de Seguridad Ciudadana y del Grupo de Montaña, ambos de Benasque han subido a pie hasta el lugar en medio de una fuerte tormenta, llegando incluso a granizar, teniendo que cruzar dos barrancos con agua hasta la rodilla. Durante la ascensión han podido observar un fuerte caudal de agua que había arrastrado los objetos personales casi hasta la Besurta.

Una vez en el lugar Guardia Civil junto con guardas del refugio han realizado una búsqueda en toda la zona por si hubiera alguna persona atrapada o que hubiera sufrido lesiones, no localizando a nadie.

Con las primeras horas de luz más efectivos de Seguridad Ciudadana y del Greim de Benasque han subido a pie reconociendo todo el terreno y el cauce del río, localizando objetos personales que han subido hasta el refugio.

También se ha incorporado a las labores de evacuación el helicóptero de la Guardia Civil con base en Benasque, el cual ha podido realizar un total de tres viajes con un total de 16 personas entre adultos y menores de edad, el uso del helicóptero se ha visto dificultado por los bancos de niebla que cubrían la zona.

Efectivos de Seguridad Ciudadana y rescate en montaña han organizado grupos para bajar hasta la Besurta y desde allí les han trasladado hasta la localidad de Benasque, bajando a pie unas 90 personas, muchas de ellas alojadas en el refugio y que no habían sufrido ninguna incidencia, pero que tenían que regresar a sus domicilios, siendo el terreno de descenso y el caudal de los barrancos que tenían que cruzar peligroso.

Desde la Guardia Civil se quiere hacer hincapié en la necesidad de tener en cuenta las previsiones meteorológicas a la hora de realizar actividades en montaña o al aire libre.

Comentarios