Antonio Ferrera se lleva la mejor parte con dos orejas y puerta grande

Antonio Ferrero torero Plaza de Toros

De nuevo se abría la puerta grande en la tercera corrida de la feria taurina de San Lorenzo. Ferrera cortó dos orejas al quinto y salió a hombros, mientras que Ponce y Perera cortaron una oreja cada uno. Se lidiaron toros de la ganadería de Buenavista bien presentados en líneas generales, pero que dieron un juego desigual y con falta de fuerza. En esta ocasión hubo tres cuartos de entrada con un cartel muy atractivo. Antes del comienzo del festejo la empresa Albahaca y Plata rendía un homenaje al cuadro médico de la plaza en señal de agradecimiento por su dedicación y buen hacer y al que se sumaron los tres toreros.

Enrique Ponce, oreja y ovación tras petición; Antonio Ferrera, silencio y dos orejas tras aviso y Miguel Ángel Perera, silencio y oreja con petición de la segunda. Presidió Víctor Ferra, acompañado de Pablo Ciprés como asesor y estuvo acertado y aguantó sin conceder la segunda oreja a Perera, a pesar de la petición del público.

Enrique Ponce volvió a demostrar el momento por el que atraviesa y es que parece que para el de Chiva no pasan los años. Sigue con la misma ilusión y en Huesca no defraudó en su primero con un toro que no era fácil y con mucho peligro y que apretó en el caballo con mucha fuerza. Pero con su torero suave y lleno de plasticidad y con mucha complicidad del público consiguió cortar una oreja. Le costó doblar al astado lo que enfrió los ánimos. En el cuarto volvió a sacar donde no había, como ya había hecho en otras muchas ocasiones, y de nuevo mandó con la muleta con suavidad y constancia hasta que el toro se apagó y se quedó sin premio, pero con una gran ovación de los aficionados.

Antonio Ferrera regresaba a Huesca y lo hacía queriendo demostrar que se ha ganado un hueco en los grandes carteles. No tuvo fortuna con su primero con un toro con poca fuerza y sin casta y al que prácticamente no pudo ni mirar a la cara. Era imposible y su labor quedó silenciada. En el quinto se esforzó y a base de tesón y un gran final de faena consiguió las dos orejas y abrir la puerta grande. Destacó en banderillas con un gran tercio y le puso todo el coraje necesario con la muleta para acabar con el público entregado.

Y cerraba el cartel un Miguel Ángel Perera que tuvo la suerte, entre comillas, que le tocara un manso por todos los lados. Se fue directo a la puerta de toriles ante la desesperación del diestro. En el sexto quiso quitarse la espina y con el que cerró plaza se la jugó, se metió entre pitones y dio algo de emoción, además de alguna tanda de mucho mérito y bien ligada. No le quedó más remedio que arrimarse y se llevó una oreja con una estocada tendida, pero efectiva. Cortó una oreja con petición de la segunda por parte del público. Perera la lanzó al ruedo en forma de protesta a la presidencia.

Se cierran este domingo las corridas a pie con la despedida de Paquirri de los ruedos como principal aliciente. Le acompañan Miguel Abellán y David Mora con toros de Carlos Nuñez.

Comentarios