El PSOE pide medidas extraordinarias en el sector de la fruta de hueso

El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del PSOE, Manuel González, mantuvo una reunión de seguimiento sobre la “grave situación” que atraviesan los productores de melocotón, nectarina y ciruela de nuestro país, a esta reunión asistía el diputado altoaragonés, Gonzalo Palacín, ya que una de las zonas más afectadas es el Bajo Cinca.

Al término de la reunión instó al Gobierno “que proteja a los productores de fruta de hueso”, que “desde la entrada en vigor del veto ruso ha encadenado campañas negativas, hasta tal punto de que la situación de la campaña actual es insostenible”. “El Gobierno de Rajoy debe dejar de esconderse y tomar medidas reales y urgentes para gestionar la crisis que sufren los fruticultores”, subrayó.

 

González considera que el Ministerio ha dejado de lado al sector y sostiene que, si no se toman decisiones, “muchos agricultores se verán forzados a abandonar sus explotaciones en esta misma campaña”. El dirigente socialista recuerda que los productores “han realizado un importante esfuerzo inversor y ahora no se ven capaces de darle una salida al producto, que además sufre una crisis de precios sin precedentes”.

 

El PSOE expresó su “gran preocupación” por la pérdida de empleo vinculado a estas explotaciones, con el consiguiente impacto en las comunidades productoras y zonas rurales de España. Para González, la ministra  “no ha tenido voluntad política”, “no se está tomando en serio la grave crisis estructural del sector” y el PP “llega tarde y mal”. Muestra de ello, añade, “es el clima de desgana con las que se han mantenido las reuniones con el sector, de las que no ha salido ninguna medida efectiva”.

 

En este sentido, el PSOE demanda “medidas extraordinarias y urgentes de gestión de crisis, como la ampliación de la retirada de 40.000 Tn que reclama el sector”.

 

González anunció que el Partido Socialista “va a acompañar a los fruticultores en todas las instituciones donde tiene representación, porque además el veto ruso es un problema político que están sufriendo los productores españoles”.

Comentarios