Catorce muertos y 5 terroristas abatidos en atentados en Barcelona y Cambrils

El terrorismo yihadista ha golpeado en España por segunda vez desde 2004 con un atentado en las Ramblas de Barcelona en el que los terroristas irrumpieron con una furgoneta en la zona peatonal causando la muerte de 14 personas y heridas a cerca de un centenar, y otros cinco terroristas fueron abatidos durante la noche por los mossos en Cambrils (Tarragona), donde se produjo un nuevo atentado con atropello, que causó seis heridos más. Una de las personas heridas en ese último atentado fallecía a lo largo de esta mañana.

Entre las víctimas en las Ramblas hay menores de edad y de nacionalidad española, francesa, alemana, holandesa, argentina, venezolana, belga, peruana, rumana, irlandesa, cubana, griega, macedonia, británica, austríaca, paquistaní, taiwanesa, canadiense, ecuatoriana, estadounidense, filipina, kuwaití, turca y china.

En una operación policial posterior, los Mossos d'Esquadra abatieron esta madrugada a cinco terroristas que llevaban cinturones, al parecer con explosivos, que resultaron ser falsos, tras haber atentado en la localidad tarraconense de Cambrils con el mismo método de lanzar un coche contra los viandantes.

Los Mossos d'Esquadra informaron de que los miembros de la célula embistieron con el vehículo a varias personas en Cambrils, seis de las cuales quedaron heridas, una de ellas en estado crítico y otra, grave. Después del atentado, los Mossos interceptaron a los terroristas en el coche en el que circulaban por el Paseo Marítimo, en una rotonda próxima al club náutico de la ciudad, donde el vehículo volcó al toparse con un control de los Mossos.

Cuando los terroristas intentaban escapar del vehículo se produjo un tiroteo en el que cuatro de ellos resultaron muertos, mientras un quinto que quedó herido, falleció poco después.

El atentado de Barcelona ocurrió sobre las 17.00 horas, cuando la popular arteria barcelonesa está muy concurrida por los turistas que visitan la ciudad, momento en que una furgoneta de color blanco embistió a gran velocidad a la multitud de ciudadanos que en ese momento paseaban por la vía, dejando un reguero de víctimas mortales y personas heridas, que yacían ensangrentadas.

Minutos después de la embestida, los Mossos d'Esquadra activaron un amplio operativo para acordonar el centro de Barcelona y activaron la Operación Jaula en las salidas de la ciudad, que atrapó durante horas a miles de conductores y provocó colas kilométricas. Además, los agentes cortaron el transporte público y han pidieron a los ciudadanos y a los turistas que no transitasen por las zonas céntricas.

Dentro de la operación antiterrorista desplegada, las fuerzas de seguridad localizaron también un segundo vehículo sospechoso en el municipio de Vic (Barcelona), que agentes especializados en explosivos examinaron sin encontrar peligro, aunque investigan si tiene relación con el atentado

El Estado Islámico, a través de su agencia afín, Amaq, reivindicó la autoría del atentado en la capital catalana, uno de cuyos presuntos autores, supuestamente el conductor de la furgoneta que ha embestido a un centenar de ciudadanos en la Rambla, sigue huido.

Los Mossos investigan la posible relación entre el atentado de Barcelona y el que han cometido los terroristas abatidos en Cambrils, así como con la explosión registrada en una vivienda en la localidad de Alcanar (Tarragona) en la pasada madrugada

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, indicó en rueda de prensa que el atentado de Barcelona tiene conexiones 'claras' con la explosión de una vivienda en Alcanar durante la pasada madrugada. Los inquilinos de la misma preparaban en su interior explosivos con varias bombonas de butano.

Uno de los detenidos, natural de Melilla, tiene relación directa con dicha explosión. El otro detenido sería la persona que supuestamente alquiló la furgoneta del atropello masivo en la localidad barcelonesa de Santa Perpetua de la Mogoda. Se trataría de un joven de origen marroquí de nombre Driss Oukabir, quien en su cuenta de la red social Facebook se hacía llamar 'la fouine' (la comadreja, en la traducción del francés).

Oukabir llevaba cinco años viviendo en España, por lo que tenía documento de residencia. En 2012 permaneció un mes en prisión preventiva por un delito de abusos sexuales, han informado a Efe fuentes de la investigación.

.

Comentarios