Una docena de intervenciones de la Guardia Civil en accidentes en montaña

Intenso fin de semana el que han tenido los equipos de rescate de la Guardia Civil en la provincia de Huesca con doce intervenciones, desde el viernes hasta el domingo. En ellas se han rescatado a 13 personas, 7 hombres y 6 mujeres, que sufrían diferentes lesiones practicando actividades de barranquismo, montañismo y senderismo.

En los rescates han participado miembros del GREIM de Benasque y Boltaña, EREIM de Huesca y Panticosa, del SEREIM de Jaca, apoyados por el helicóptero de la Guardia Civil y médicos del 061.

La actividad comenzaba el viernes con dos intervenciones. Una de ellas motivada por un barranquista que había sufrido una lesión en un tobillo cuando realizaba un salto en el barranco del Vero, siendo trasladada al Hospital San Jorge de Huesca con un posible esguince de tobillo. Se trata de una mujer alemana de 32 años. La segunda tenía lugar en el Barranco Forco donde otro barranquista sufría un accidente cuando se le salía el hombro. Tras conseguir reducirle la luxación se le inmovilizaba y se evacuaba al herido a la helisuperficie de Boltaña donde una ambulancia lo trasladada al centro de salud de Aínsa. El herido es un hombre de 32 años vecino de Huesca.

El sábado tuvieron lugar cinco intervenciones. De nuevo en un descenso de barrancos en La Peonera, una mujer de nacionalidad francesa sufría una caída y tenía una lesión en el hombro por lo que se le trasladó en la aeronave hasta el hospital San Jorge de Huesca. Se trata de una mujer francesa de 56 años.

Otra mujer sufría otro accidente en las proximidades entre Pitó y Collado del Pico Marboré, termino municipal de Torla. Tras localizar a la montañera, una mujer de 60 años vecina de Zaragoza, los especialistas y el médico fueron dejados en el lugar y tras estabilizar a la herida y asegurarla, ya que se encontraba en una zona muy escarpada, la colocan en la camilla y proceden a evacuarla en el helicóptero hasta la Boltaña donde una ambulancia la llevaba al Hospital de Barbastro con lesiones en cabeza, piernas y fractura de un brazo, tras haber sufrido una caída mientras ascendía al pico Marboré.

Minutos después se recibía un nuevo aviso, informando que en el Ibón de Salterillo en el ascenso al Anteo había montañero de 58 años, vecino de Valencia, que había sufrido una lesión en el tobillo y no podía continuar, tras realizar un apoyo parcial en el lugar donde se encontraba el lesionado, se le introducía en el aparato y era trasladado a la helisuperficie de Benasque y de allí al consultorio médico de esa localidad.

En esta misma jornada, en el barranco Barbaruens (Seira), un hombre de 42 años, vecino de Tarrasa, que estaba realizando el descenso del barranco había sufrido una lesión en el hombro. Tras realizar varios vuelos para localizar al barranquista se le localiza en una zona del barranco con mucha vegetación por lo que tiene que dejar a un especialista mediante un ciclo de grúa, el cual tras acondicionar al herido le colocaba un arnes para izarlo hasta la aeronave mediante otro ciclo de grúa, evacuándolo hasta el hospital San Jorge de Huesca,

Y el último rescate del sábado tuvo como protagonistas a dos escaladores que cuando bajaban de la arista este de Peña Ezcaurre, término municipal de Ansó, se equivocaron de rapel y quedaron enriscados en medio de la pared. Tras localizar a los escaladores el helicóptero consiguía dejarlos en una zona próxima y los especialistas tuvieron que progresar hasta donde se encuentran los escaladores y subirlos a lo alto de la pared, para poder ser recogidos por la aeronave, siendo trasladados ilesos hasta la localidad de Ansó. Se trata de dos varones de 39 y 37 años vecinos de Baracaldo y Tudela respectivamente.

Y de nuevo la jornada del domingo ha resultado intensa con hasta cinco intervenciones de los equipos de rescate de la Guardia Civil. Por un lado, un montañero francés de 32 años era evacuado del Refugio de Góriz donde se encontraba con un fuerte dolor de rodilla y no podía descender. Tras llegar al refugio el médico inmovilizaba la pierna y es evacuado en la aeronave hasta la Boltaña y de allí en ambulancia al centro de salud de Aínsa. .

Una senderista también tuvo que ser evacuada tras lesionarse el tobillo en la zona de Llanos del Hospital en Benasque, al sufrir un tropiezo.

A las 14’50 horas se recibía un aviso de que una mujer cuando descendía el barranco Barrasil (Rodellar) se había lesionado un tobillo, se desplazaban al lugar EREIM de Huesca, el helicóptero de la Unidad Aérea y médico 061, trasladando a la herida al Hospital San Jorge de Huesca.

Un nuevo aviso señalaba que una montañera había sufrido una caída de bastantes metros en el Pico Infiernos y tenía un fuerte golpe en la cabeza, se dirigían al lugar el helicóptero de la Guardia Civil, EREIM Panticosa y médico 061. Y en la zona de Monte Perdido se tenía conocimiento que en el espolón Esparret, un varón de unos 60 años cuando escalaba le ha caído una piedra causándole lesiones, se dirigían al lugar miembros del GREIM Boltaña, helicóptero y médico 061.

Comentarios