La DGA mantiene vigilancia en el incendio ya controlado de Ordesa

El Gobierno de Aragón da por controlado el incendio declarado en el entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido entre Nerín y Sercué, pero mantiene la vigilancia en el entorno con varios agentes de Protección de la Naturaleza. Las causas del siniestro están siendo investigadas.

Audio sin título

Se calcula que han ardido unas 90 hectáreas en este incendio declarado en la noche del martes entre el término municipal de Nerín y Sercué, término municipal de Fanlo. El alcalde de Fanlo, Horacio Palacio, destacaba la "importante labor y la rapidez" de actuación de todos los medios, y expresaba que la labor de los aéreos ha sido "imprescindible" para dar por controlado el fuego.

Las labores de extinción comenzaban en la noche del martes y se reanudaban con medios aéreos con las primeras luces del día. En estas labores, según el Gobierno de Aragón, participan cuatro cuadrillas terrestres, dos helitransportadas y dos helicópteros. Además, procedentes del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, se contaba con dos unidades de la Brif (Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales) de Daroca, dos helicópteros y cuatro aviones de extinción. Además, otros dos helicópteros del Gobierno de Aragón y del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente se sumaban en las labores de coordinación.

La zona en la que se declaraba el incendio era de muy difícil acceso, con pendiente y muy pedregosa. En la mañana de este miércoles quedaba descartado que las llamas pudieran afectar a núcleos urbanos cercanos, como Nerín. Las llamas afectaban, sobre todo, a una zona de erizón, matorral mediterráneo de montaña que se perpetua con el fuego y se regenera bien.

El acceso del público al Cañón de Añisclo se ha cerrado en algunos momentos de la mañana de este miércoles, de forma puntual, para facilitar el tránsito de los medios de extinción. Se espera que los accesos al Cañón queden restablecidos desde este jueves.

Comentarios