Se presenta el retablo restaurado de Santa Elena

Este sábado, tendrá lugar el acto oficial de presentación del retablo de Santa Elena. Será, a partir de las 19.30 horas, en la iglesia parroquial Nuestra Señora de Valdeflores de Benabarre. Cabe recordar que el retablo restaurado regresa a Benabarre tras haberse expuesto, durante un año, en el Museo Diocesano de Barbastro.

Desde el pasado 8 de agosto el retablo de Santa Elena se encuentra ya en Benabarre y, desde entonces, se trabaja en el acondicionamiento de la capilla que, a partir de ahora, será el lugar que ocupe. Los trabajos de restauración del retablo comenzaron en 2013 y fueron posibles gracias a la suma de esfuerzos de varias entidades, entre ellas, Ibercaja, Ayuntamiento de Benabarre, Obispado de Barbastro-Monzón, Parroquia de Nuestra Señora de Valdeflores de Benabarre y Museo Diocesano Barbastro-Monzón. En junio de 2016 la obra, ya restaurada, se presentó en sociedad tras el laborioso proceso de restauración. Desde entonces se ha exhibido en la primera planta del Museo Diocesano.

El retablo fue donado por Domingo Pons, natural de Benabarre, un eminente eclesiástico que desempeñó un gran papel en la en la Corona de Aragón en la segunda mitad del siglo XIV e inicios del XV. Instituyó en Lérida el primer colegio Mayor de la penísula, fue nombrado arcediano de la catedral de Barcelona y fundó en Benabarre la primera escuela, y el Hospital de Santa Elena y San Juan. Falleció en Barcelona en 1417, siendo este retablo posiblemente su última voluntad.

El conjunto del retablo, cuya autoría, se sigue discutiendo, puesto que, se apunta como autor a Pere Teixidor pero también a Jaume Ferrer, está constituido por siete tablas que forman la predela y las tres calles con sus respectivos áticos. Está dedicado a Santa Elena y san Juan Bautista, aunque el protagonismo de la tabla central es Santa Elena que sujeta la Cruz en la que murió Jesucristo, a su lado su hijo el emperador Constantino. A los lados San Antonio Abad y San Juan Bautista. Los tres áticos, coronados por la crucifixión, la tortura a San Antonio y el Bautismo de Jesús. Mención especial para la predela, presidida por Cristo “Varón de Dolores”, a su la do la Virgen y san Juan evangelista y en los distintos compartimentos santas mártires.

Esta obra se puede establecer en el estilo gótico, conocido como internacional en su primera etapa, sigue predominando los fondos de oro pero las caras y los vestidos son de un estilo elegante y refinado.

Comentarios