Aramón Cerler despide la temporada estival con la Fiesta del Cordero

Este sábado se celebra la XI Fiesta del Cordero de Cerler, un evento culinario con el que, la estación ribagorzana, despide la temporada de verano. La previsión es repartir más de 500 raciones de ternasco en un evento que surgió como homenaje a los ganaderos del valle. La celebración, que incluirá música y juegos tradicionales, tendrá lugar en la terraza de Ampriú y los tiques para participar ya se encuentran a la venta.

El festejo culinario arrancará a las nueve de la mañana con el espectáculo del asado de esta carne con sello de calidad de la Denominación de Origen de Ternasco de Aragón que durará cerca de cinco horas. Serán varias docenas de corderos los que se asarán al espeto en la zona del Ampriu, lugar en el que se celebrará la fiesta que se alargará hasta la tarde. El día estará acompañado de múltiples actividades, como juegos tradicionales para niños y mayores, un mercadillo de productos artesanos del valle de Benasque o el juego de las quillas a cargo de la Asociación Deportiva y Cultural Les Dones de Benás. La fiesta concluirá al son de Los Electroduendes (la antigua Bogus Band) que será el grupo que pondrá el punto y final al evento culinario con el que la estación de Cerler cierra la temporada de verano.

La Fiesta del Cordero surgió como un homenaje a la importante labor de los ganaderos en el mantenimiento de las pistas de esquí y de montaña y se ha convertido en un gran evento culinario. Los tiques para la degustación tienen un coste de 15,40 euros y se podrán adquirir en esa misma zona desde las 10.30 horas, y también de forma anticipada en las oficinas de Cerler 1.500.

Además, el domingo será el último día de apertura del telesilla del Aneto en el que los clientes podrán disfrutar de la experiencia ‘Conviértete en montañero’ en la que, un guía, les acompaña en sus primeros pasos en la montaña con unas espectaculares vistas de las montañas del valle de Benasque, incluido el rey del Pirineo que da nombre al remonte y que lleva a los clientes hasta el collado de Sarrau (2.320 metros de altitud), punto de partida de un sinfín de excursiones para conocer estos parajes.

El sábado el último día del Taller Pequeños Gigantes y la excursión guiada al pico Cerler.

Comentarios