El rapero oscense Kikeman defiende que un curso de rap puede ser útil para desempleados jóvenes

hip hop

Esta semana los grupos municipales en el Ayuntamiento de Huesca han protagonizado un encendido debate sobre el cursillo de rap que se impartirá dentro del Plan de Empleo municipal, con una dotación de 3.000 euros.

Los populares consideran una “pantomima” esta actividad e incluso creen que es una muestra de que el tripartito “hace el ridículo con el dinero de todos y a golpe de caprichos y ocurrencias”.

La concejala de Desarrollo y Empleo, Pilar Novales, lamentaba la “simpleza” del Partido Popular con esta cuestión”.

Hasta aquí el debate político. Un personaje vinculado de cerca con el mundo del hip- hop, el rapero oscense Enrique García ‘Kikeman’, de SCR The Old School Orchestra, considera que la idea puede resultar chocante dentro de un plan de empleo, pero puede resultar útil para los parados más jóvenes, siempre y cuando el curso imparta contenidos sobre la industria musical, la producción propia y herramientas de edición.

Kikeman opina que los conocimientos sobre todas estas áreas podrían complementar al conocimiento de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) porque el rap ha tenido una gran influencia en los últimos años en los medios de comunicación, a través de espacios propios y cabeceras. Por estos motivos, el rap podría constituir una salida para desarrollar pequeños proyectos para una inmersión en el mercado laboral.

Desde el equipo de Gobierno municipal insisten en que con esta actividad se pretende fomentar la creatividad, la confianza, mejorar el lenguaje, trabajar en equipo, fomentar la autoestima y reorientar posteriormente a los jóvenes a otras actividades dentro de la formación reglada, siguiendo los itinerarios establecidos. La actividad está dirigida a jóvenes desempleados de entre 16 y 25 años.

Comentarios