Ecologistas en Acción Ribagorza pide declaración de impacto ambiental ordinaria de la central de Sahún

Ecologistas en Acción en Ribagorza ha presentado un escrito al INAGA solicitando la evaluación de impacto ambiental ordinaria en el proyecto de una nueva central hidroeléctrica en el barranco de Cambra, en la localidad ribagorzana de Sahún, promovido por Eléctrica de Eriste S.L. No entienden, desde este grupo, la necesidad de aumentar la producción eléctrica. Indican que España es un país super productor de electricidad que debería priorizar el abastecimiento a sus habitantes sobre el negocio privado. Desde un punto de vista local consideran que la infraestructura que se propone amenaza gravemente el espacio protegido de Possets-Maladetas.

En su escrito, Ecologistas en Acción recuerdan que, del barranco de Cambra depende, de forma directa, el abastecimiento de agua de Sahún y que no es aventurado prever que, como está ocurriendo, en otros pueblos de la comarca en los que se secan las fuentes, haya que recurrir al barranco de Cambra como único aprovisionamiento de agua de boca, y que esa utilidad de abastecimiento de la población debe ser prioritaria sobre cualquier otro aprovechamiento económico.

Tachan de falsa que la necesidad de incrementar el abastecimiento eléctrico se deba a una mayor demanda de energía razón, que recuerdan, se viene repitiendo, por parte de la empresa promotora, desde los años 80. Apuntan que

incluso en los momentos de “boom urbanístico” y de ampliación del número de viviendas no se detectó déficit alguno de energía eléctrica y que, en estos momentos, ni el crecimiento vegetativo ni el urbanístico justifican un aumento de la demanda energética. Los datos que se aportan en el informe de evaluación ambiental son, según el grupo ecologista, engañosos, ya que, si bien la población censada de todo el municipio (Sahún, Eriste y Eresué) asciende a 303, viven actualmente, en torno a 80 habitantes en Sahún, otros 80 en Eriste y no llegan a 15 personas en Eresué.

Sobre el que el Informe Ambiental defina el proyecto como repercusión socioeconómica beneficiosa para la zona de estudio, consideran que es un argumento igualmente inexcato y alejado de la realidad. Recuerdan que se automatizó la central eléctrica y apenas cuenta con trabajadores y que, a día de hoy, la fuente de ingresos prioritaria es el turismo por lo que hay que cuidar

el entorno, el paisaje y la naturaleza.

Estas son algunas de las razones por las que Ecologistas en Acción Ribagorza se oponen a la alternativa planteada por Eléctricas Eriste S.L y también a la concesión de aguas para el aprovechamiento y solicitan al INAGA que someta el proyecto al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria.

Comentarios