El cierre del acceso al Cañón de Añisclo afecta a las visitas en Ordesa y Monte Perdido

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido registró en 2016 cerca de 609.000 visitantes, según datos facilitados a Efe por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. Sin embargo, desde el patronato del Parque afirman que estas cifras podrían menguar ligeramente en este año 2017 por las afecciones derivadas del cierre al Cañón de Añisclo.

Hace años que la cifra de visitantes al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido se mantiene por encima de los 600.000, lo que supone entre 180.000 y 200.000 entradas por los valles de Ordesa, Pineta y Añisclo, y otros 15.000 o 20.000 por el acceso de Escuaín. Son los datos que maneja el presidente del Patronato del parque, Modesto Pascau, que constata que en la zona de Añisclo la afluencia este año ha sido “mucho menor”.

Por otro lado, insistía Pascau, son muchos los factores que afectan a la cifra final de visitantes. “Si en Semana Santa tenemos una buena cantidad de visitantes, es muy probable que sea un buen año. Después las cifras en verano depende mucho de si los fines de semana hace calor, o si hay muchas tormentas”, explicaba.

La afluencia a los Parques Nacionales españoles se ha incrementado un 77 % en los últimos 20 años hasta superar los 15 millones de visitantes en 2016, cifra récord desde que existen registros, con un aumento de turistas destacado en el Teide, Sierra Nevada, Picos de Europa y en las Islas Atlánticas de Galicia. Pascau subrayaba que este incremento no es “totalmente real”, ya que en los últimos años “se han ido incorporando nuevos parques nacionales, como el de la Sierra de Guadarrama, que al lado de Madrid atrae a un número muy importante de turistas”.

En la actualidad, España cuenta con quince Parques Nacionales declarados en zonas con espacios naturales "de alto valor ecológico y cultural" por sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas o la singularidad de su flora, de su fauna y de su geología.

Comentarios