Plantean el traslado del Sagrado Corazón del Castillo de Monzón por cuestiones técnicas

Sagrado Corazón del Castillo de Monzón

El equipo de gobierno (PSOE y Cambiar Monzón) ha informado este jueves en Junta de Portavoces al resto de partidos políticos (PP, PAR y Ciudadanos) de la previsión del traslado de la estatua del Sagrado Corazón de Jesús que se alza en la plaza de armas del castillo.

La fortaleza recibió la declaración de Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1949, y la estatua, donada a la ciudad por la empresa Hidro Nitro Española, fue enclavado el 29 de junio de 1950 sobre la Mina del Caracol (bóveda del polvorín).

CUESTIONES TÉCNICAS

Dentro de la actual actuación de reparación y restauración, las obras en la plaza de armas quedarán en suspenso si la estatua permanece, pues impide la correcta ejecución del tratamiento para la evacuación de las aguas pluviales, la cuales, como consecuencia de las filtraciones, son las causantes de gran parte de los daños que sufre la fortaleza.

El Plan de Restauración Integral del Castillo, en vigor desde 2009 y sufragado por el Gobierno de Aragón, aconseja el desalojo para que la imagen del monumento nacional sea “homogénea” y se corresponda con su historia.

El peso de la estatua y el pedestal puede provocar el desplome del polvorín. De hecho, las afecciones son evidentes.

La partida para la plaza de armas no se puede destinar a otro fin (no caben los modificados). El descarte de esta obra dejaría incompleta la restauración de este importante espacio.

El Sagrado Corazón es un “elemento” ajeno a la arquitectura, historia e identidad medieval del castillo, tal como señalan los expertos en Patrimonio.

El peligro de desplome limita las posibilidades turísticas (no está permitido el acceso de los visitantes al polvorín), y la falta de coherencia histórica, las culturales.

ACUERDO

El Ministerio de Cultura, promotor de las obras de reparación y restauración, y el Ministerio de Hacienda, propietario de la fortaleza, no ponen objeción alguna al traslado, incluso lo alientan.

Hidro Nitro Española entiende las razones del traslado y la Iglesia Católica asume que es un asunto entre el donante y el Ayuntamiento.

El equipo de gobierno convocará un acto público los próximos días para explicar la argumentación a los agentes sociales y los ciudadanos interesados. Por lo que respecta a la nueva ubicación, la decisión se tomará tras consultar con los técnicos y atendiendo diferentes consideraciones: accesibilidad, realce del enclave, etcétera.

La operación propuesta se ejecutará en tres fases: retirada, restauración y recolocación.

El alcalde, Álvaro Burrell, indicó: “Abordamos este asunto con el máximo respeto a la tradición cristiana y la propia historia de la ciudad. Al Sagrado Corazón le daremos todo el realce posible en la ubicación que se decida. Entiendo el cariño que le tiene la población por múltiples motivos y el apego emocional, y actuaremos en consecuencia”.

Comentarios