El traslado del Sagrado Corazón fuera del castillo provoca distintas reacciones en los partidos políticos

Sagrado Corazón Monzón

Tras la Junta de Portavoces en la que el equipo de Gobierno PSOE-Cambiar informó al resto de grupos del necesario traslado por razones técnicas del Sagrado Corazón fuera del castillo de Monzón, las distintas fuerzas explicaban su posición. El alcalde, Álvaro Burrell, insistía en que la decisión es exclusivamente técnica y garantizaba su ubicación en otro punto, una vez restaurado, accesible a todo el mundo e iluminado todo el año.

Esta próxima semana mantendrá un encuentro con los agentes sociales de la ciudad para explicarles los motivos que llevan a tomar esa decisión.

Rosa María Lanau, portavoz del PP, recordaba que ella siempre ha visto el Sagrado Corazón en el castillo y que no aceptarán un traslado si las razones son meramente estéticas, pero si los técnicos dicen que hay que hacerlo, pedirán una ubicación digna para el mismo.

Miguel Aso, portavoz de Cambiar Monzón, no quería plantear el asunto desde el punto de vista de su organización política, si no que se centraba en los daños que ocasiona el Sagrado Corazón y las razones técnicas para hacerlo.

El portavoz del PAR, Javier Vilarrubí, apostaba por buscar una solución que permita mantener el Sagrado Corazón en el castillo y señalaba que van a trabajar, una vez estudiada la información que han recibido, para hacer cambiar de opinión al equipo de gobierno por el sentimiento que muchos montisonenses tienen hacía la estatua y su actual ubicación.

El portavoz de Ciudadanos, José Fernández, apuntaba que si los informes técnicos dicen que hay que actuar en el sentido de trasladar el Sagrado Corazón, habrá que asumirlo.

Ahora se espera el informe de Patrimonio de la DGA para proceder al traslado del Sagrado Corazón, cuestión que llevará el alcalde a pleno para que todo el mundo pueda opinar sobre la nueva ubicación.

Comentarios