CHA-Monzón satisfecha ante la decisión de trasladar el Sagrado Corazón de Jesús

Después de que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Monzón informara este jueves a los grupos municipales de que se iba a llevar a cabo el traslado del Sagrado Corazón del Castillo, CHA-Monzón ha querido mostrar su satisfacción y apoyo ante esta decisión. En opinión de la formación, esto “posibilitará la restauración de la plaza de armas, la ejecución del tratamiento para la evacuación de las aguas pluviales, causantes a partir de filtraciones de parte de los daños de la fortaleza, se evitará el peligro de desplome del polvorín y con ello su visita por parte de los turistas”.

José Luis Ortega, presidente de CHA-Cinca Medio, pide responsabilidad a los grupos municipales más reticentes, “si queremos una restauración integral del castillo y su puesta en valor, hay que trasladar el Sagrado Corazón de Jesús de lugar, no hay alternativa”.

Desde Chunta Aragonesista recuerdan que el 4 de abril, antes del inicio de las obras que actualmente se están realizando en el Castillo, plantearon que se abriera el debate sobre la oportunidad de trasladar de lugar el Sagrado Corazón del Castillo de Jesús, puesto que se iban a llevar a cabo actuaciones urgentes ligadas al drenaje, y la reconstrucción de los peldaños de acceso al polvorín sobre el que se asienta este elemento, teniendo en cuenta que su existencia provoca problemas de humedad, además de tratarse de un elemento que distorsiona en un castillo medieval.

La formación ponía en valor lo que en la memoria del proyecto de rehabilitación se puede leer: “esta circunstancia irregular de partida no ha provocado de momento problemas estructurales, pero no es nada recomendable para la imagen ni para el polvorín subyacente”. “Por otra parte, la inserción de esta estatua y su cimentación provoca la penetración de humedad en los espacios interiores descritos e impide en cierto modo la correcta impermeabilización del firme y además de estas observaciones objetivas en torno a la seguridad de la propia estatua y la conservación del castillo, el Sagrado Corazón es un elemento extraño al perfil histórico-militar de la fortaleza, por lo que cabe concluir quizá un posible traslado de dicha imagen a otro emplazamiento más adecuado”.

Comentarios