Villanueva de Sijena vuelve a la carga para reclamar judicialmente el retorno de los bienes

El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena reanuda este viernes la batalla judicial en torno a los 44 bienes de su monasterio pendientes de devolución mediante la presentación de un escrito a la Audiencia de Huesca para reclamar que el recurso de la Generalitat contra la sentencia que ordena el retorno de las piezas sea declarado "desierto" y sin validez.

El letrado del consistorio, Jorge Español, acompaña el escrito a la Audiencia oscense con un certificado del Juzgado de Primera Instancia nº1 de Huesca que enumera los sucesivos incumplimientos de la sentencia que ordena la devolución de los bienes reclamados. Ildefonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena, califica "gravísimo e inadmisible" el comportamiento de la administración catalana respecto a la justicia.

El Gobierno aragonés, por su parte, tiene previsto instar a la titular del juzgado que reanude este mes el proceso de ejecución de la sentencia, facilitando la entrada de sus técnicos al Museo de Lérida, donde se encuentran las piezas pendientes de devolver, con el apoyo de la fuerza pública.

Por otra parte, respecto a la autorización de entrada en el Museo de Lérida con el auxilio de la fuerza pública, Español insta a la juez a actuar en el momento que considere "más oportuno y propicio", a fin de "impedir que la Generalitat politice indebidamente un asunto estrictamente judicial. Sugiere así a la responsable judicial que valore la posibilidad de reanudar el proceso de ejecución de la sentencia tras el próximo 1 de octubre.

El letrado insta a los magistrados de la Audiencia de Huesca a declarar desierto sin validez el recurso de apelación interpuesto por la Generalitat contra la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº1 de la capital oscense. Subsidiariamente, reclama, ante unos actos que califica de "antiéticos, abusivos y escandalosos”.

Además, Español presentará un segundo escrito ante la titular del Juzgado de Primera Instancia nº1 que enjuició el litigio para instarle a deducir testimonio de los dos últimos consejeros catalanes de Cultura, Santi Vila y Lluis Puig, a fin de actuar penalmente por presunta desobediencia y apropiación indebida en el caso del primero.

El letrado pide que se remitan los testimonios de ambos consejeros a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, encargado de dirimir estas denuncias.

La Generalitat incumplió el pasado 31 de julio el plazo dado por la juez para devolver las piezas, a pesar de la advertencia hecha al nuevo conseller de Cultura, Lluis Puig, de posibles responsabilidades penales.

Comentarios