Identificado el presunto autor del atropello a una ciclista de 16 años en Castejón de Sos y que se dio a la fuga

El pasado 25 de agosto personal del G.IA.T, de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca procedía a la imputación de un varón de 35 años, vecino de la Ribagorza, en calidad de investigado, como supuesto autor de un delito de lesiones graves por imprudencia grave y otro por omisión del deber de socorro. El investigado, supuestamente, atropelló a una menor que circulaba en bicicleta por la carretera A-139, causándole lesiones graves y ausentándose del lugar sin socorrer a la víctima. La colaboración ciudadana fue fundamental a la hora de localizar el vehículo y al conductor del mismo

El día 16 de agosto, sobre las 21’30 horas, se producía un accidente de circulación en la carretera A-139, a la altura del km. 47’5, en el término municipal de Castejón de Sos, cuando un vehículo inició una maniobra de adelantamiento a otro turismo, en el momento en que cuatro ciclistas circulaban en sentido contrario, colisionando con uno de los ciclistas, una menor de 16 años, a la que causaba heridas graves, y abandonando, el conductor causante del atropello el lugar del accidente sin ofrecer auxilio a la accidentada.

El Equipo de Atestados de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca que se personó en el lugar de los hechos no pudo localizar al autor del atropello, pero sí el vehículo en un desvío próximo a la localidad de Chía, incorporándose a la investigación de los hechos el G.I.A.T., llevando a cabo ambos equipos una laboriosa investigación, en la que también participó personal del Puesto de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil en Benasque.

Tras la reconstrucción de los hechos y la obtención de huellas y vestigios, así como gracias a los testimonios de los testigos de los hechos, se pudo determinar la forma en la que se produjo el accidente y la supuesta conducta delictiva por parte del conductor del vehículo que provocó los hechos.

Según dispone el Reglamento General de Circulación en su art. 85.4, queda expresamente prohibido adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas que circulan en sentido contrario, así como que una vez iniciado el adelantamiento si se producen circunstancias que puedan hacer difícil su finalización sin provocar riesgos, reducirá su marcha y volverá de nuevo a su carril.

Tras localizar al supuesto autor de los hechos se procedió a imputarle sendos delitos de lesiones graves por imprudencia grave y omisión del deber de socorro.

Las diligencias instruidas por el Equipo de Atestados de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca, fueron entregadas en los Juzgados de Instrucción nº 1 de Boltaña, quedando el investigado pendiente de ser citado para declarar en sede judicial.

Comentarios