El campo de fútbol del Campus de Huesca obtiene el distintivo FIFA Quality

Trofeo Rector Universidad de Zaragoza campo fútbol

Este fin de semana se ha retomado la actividad sobre este terreno de juego, el primero de Aragón en conseguir ese sello de calidad para instalaciones de césped artificial, tras el cambio de la superficie de hierba sintética, en el que la Universidad de Zaragoza ha invertido 150.000 euros. La certificación FIFA Quality, creada en 2015, sustituye, con requisitos más exigentes, a anteriores sellos de esta federación internacional que controlan tanto las prestaciones del terreno de juego como sus condiciones de seguridad para los deportistas.

Este campo, el único marcado también para jugar al rugby en la capital altoaragonesa, cuenta con 70.000 usos deportista/hora al año, tanto de actividades universitarias, docentes y deportivas, como de clubes y otras entidades de la ciudad.

Las prestaciones del terreno de juego, su seguridad o su resistencia se han valorado en las correspondientes pruebas sobre el terreno y en laboratorio realizadas, conforme a estrictos criterios establecidos por el Programa de Calidad de la FIFA, por el laboratorio escocés Sport Labs, uno de los pocos reconocidos para esta tarea por esta entidad deportiva. Los estudios analizan la interacción jugador/superficie y balón/superficie, fijándose en parámetros como la adherencia, la absorción de impacto, la deformación vertical, el comportamiento de la pelota sobre el césped, la permeabilidad al agua, o las condiciones de uso ante diversas circunstancias meteorológicas.

 Para ampliar su polivalencia, este terreno de juego se ha marcado también para rugby, siendo el único espacio que cumple esta característica en la capital altoaragonesa.

 

Esta instalación se utiliza tanto para deporte universitario y para usos docentes del Campus oscense (en el que se imparten las enseñanzas deportivas  de la Universidad de Zaragoza: el Grado el Ciencias de La Actividad Física y el Deporte, y los másteres en Profesorado de Educación Física y en Evaluación y Entrenamiento Físico para la Salud), como para competiciones federadas de la ciudad y la provincia, ligas locales y otras iniciativas de deporte social. Cada temporada cuenta con alrededor de 70.000 usos deportista/hora y 1.500 horas de ocupación, según el proyecto de renovación del campo, que incluye datos de 2015 del Servicio de Actividades Deportivas universitario.

 

El nuevo pavimento, de césped monofilamento, sustituye al de césped fibrilado que venía utilizándose desde la inauguración, en 2006, de las pistas deportivas del Campus oscense.

Comentarios