Jaca Sin Perder el Norte continúa su campaña contra la variante de la autovía

La Asociación Jaca Sin Perder el Norte (JSPN) continúa su campaña de recogida de firmas con el objetivo de informar a la población aragonesa afectada de lo que consideran “graves perjuicios medioambientales, patrimoniales y económicos que supondría la ejecución del trazado de la variante A 21-A 23, a su paso por el Pirineo y de la variante prevista en la Ciudad de Jaca”.

Texto íntegro:

La actual variante, prevista por el Ministerio de Fomento, incumple las normativas las europeas actuales y de la UNESCO, en cuanto a Medio Ambiente, Patrimonio y Economía Sostenible. El trazado actual tiene previsto un viaducto “scalextric” sobre el Rio Aragón, visible desde cualquier ángulo norte; la supresión actual del Camino de Santiago y la invasión de terrenos de cultivo y ganaderos, con el consiguiente impacto visual y acústico.

Durante el mes de agosto, turistas, visitantes y vecinos de Jaca, han firmado, masivamente, un documento en el que se solicita  una moratoria de la variante A-21 y A-23 , para que el proyecto sea revisado en función de la nueva situación transfronteriza y que hace innecesario este trazado que causa graves perjuicios tanto sociales y patrimoniales, como económicos y medioambientales.

Los firmantes del documento, tras ser informados del trazado previsto, contemplan, estupefactos, el diseño de un proyecto,  a su paso por la Ciudad de Jaca, con la normativa correspondiente a 1994, fecha en la que están aprobados los estudios de Impacto Medioambiental, de Patrimonio y del Camino de Santiago.

La Asociación JSPN, continúa su campaña de recogida de firmas, ante la alta sensibilidad social detectada en las mesas informativas, durante las que se ha constatado la ausencia de información sobre las graves afecciones que ocasionarán las obras previstas. Los firmantes muestran su perplejidad acerca de un proyecto francamente lesivo para los intereses generales de la ciudadanía.

Cabe señalar  que los ciudadanos, debidamente informados, acudían espontáneamente a firmar a las mesas informativas, en contra de un proyecto devastador y lesivo para el Pirineo y la ciudad de Jaca, a la que le arrebatan su historia sin justificación.

JSPN ha constatado que los ciudadanos aragoneses y de otros puntos de la geografía, comparten, como europeos, el mismo interés a la hora de proteger su patrimonio.

La ausencia de información hacia la ciudadanía determina la necesidad de continuar la campaña de información respecto al trazado de la variante de la autovía y de sus repercusiones medioambientales, patrimoniales y económicas.

Los firmantes ratifican que el impacto medioambiental, patrimonial y económico es inasumible, desde una la perspectiva turística, en la ciudad medieval y  en uno de los más bellos parajes del Pirineo.

Jaca, cuya principal fuente de economía es el turismo, quedaría afectada por el golpe causado sobre su entorno inmediato.

En Jaca a 6 de septiembre de 2017.

¨Jaca sin perder el norte¨.

Comentarios