Chía honra a la Virgen de la Encontrada

Este viernes, con el volteo de campanas y chupinazo arrancarán las fiestas de Chía en honor a la Virgen de la Encontrada que se prolongarán hasta el domingo 10. Los seis mayordomos, encargados de organizar las fiestas de este año, han procurado que en el programa, haya actos para que todos, niños, jóvenes y adultos puedan disfrutarlas.

Audio sin título
Audio sin título

La principal novedad de este año es que el programa de fiestas, que se reparte a todas las casas del pueblo, ha cambiado su diseño y formato, y, por primera vez, aparece escrito en castellano y patués.

A las 10.30 se saldrá desde la plaza hacia la ermita de la Virgen de la Encontrada, donde se oficiará la misa. Al término de la misma habrá un vermut.

Por la tarde, los niños podrán disfrutar de juegos infantiles y chocolatada y a las 21 horas comenzará la cena popular que tendrá lugar en la plaza y en la que participarán más de 200 vecinos. La primera noche festiva estará amenizada por Olga y los Ministriles y disco móvil.

El sábado, los hinchables y la caravana de Belentuela harán las delicias de los más pequeños y los vecinos volverán a juntarse, a las 13 horas, en la plaza para compartir un vermut. A las 17 horas pasavila amenizado por la charanga Band&Díez y a las 20.30 horas llegará el baile de los mayordomos y la elección de los seis que se encargarán de organizar las fiestas del año que viene. Antiguamente, esa función la desarrollaban sólo hombres, desde hace unos años, también las mujeres pueden formar parte del grupo de mayordomos.

La orquesta Barasona será la encargada de poner música a la noche del sábado.

Por último, el domingo comenzará con la diana floreada y la visita a la Virgen de la Encontrada, con ball y misa. El chupinazo marcará el final de las fiestas.

Aunque, turistas y visitantes han dado ya por finalizadas las vacaciones de verano, estos días, los vecinos que tienen casa en Chía, aunque el resto del año viven fuera, regresan para disfrutar de los tres días de fiestas que se sostienen gracias a las colaboraciones de los vecinos y la aportación municipal y la venta de la lotería de Navidad que, este año, es el 1221, la altura a la que se encuentra el pueblo de Chía.

Comentarios