Llega la Canfranc-Canfranc, la 100k más dura del mundo que atrae a 500 deportistas en sus cinco modalidades

Este fin de semana tiene lugar la undécima edición de la ultra trail Canfranc-Canfranc, que propone 5 carreras diferentes de 100, 70, 45, 16 km, y el kilómetro vertical de descenso. La localidad propone un fin de semana para sufrir y disfrutar con los recorridos preparados y que los organizadores de una carrera tan prestigiosa como la Mont Blanc han calificado como la más dura del mundo en la categoría de 100 km, una distinción que desde Canfranc llevan con mucho orgullo.

Esta va a ser una edición de récord. 500 participantes en el cómputo global de las carreras, más de 220 voluntarios, un 12% de los participantes serán mujeres, hay representación de 12 países y de todas las Comunidades Autónomas españolas. El atractivo de esta carrera para los deportistas más extremos es un desnivel acumulado en la Ultra de 8.848 m, la altura del Everest.

De las grandes ascensiones a cimas como Collarada, Anayet o La Moleta a clásicos de la historia como el camino de Santiago Aragonés o las rutas de los contrabandistas.

El Director General de Deportes del Gobierno de Aragón, Mariano Soriano, acudía a la presentación y ponía en valor el trabajo del municipio y la calidad de la carrera.

CENTRO DE ENTRENAMIENTO PERMANENTE DE CARRERAS POR MONTAÑA

Canfranc no se quiere quedar en el lleno de un fin de semana y el Ayuntamiento va a poner en marcha un centro de entrenamiento permanente para carreras por montaña. Consistirá en señalizar de una forma similar a las pistas de esquí, poner en marcha una aplicación móvil y facilitar el acceso de servicios mínimo como vestuarios. Será el segundo centro de estas características en España.

UNA CANFRANC-CANFRANC DE RECORD

La prueba reina es la Ultra Canfranc-Canfranc, que en sus 100km asciende nada menos que 8.848 metros (todo un Everest). Se trata de la única carreras que del mundo con solo 100km ha sido certificada con seis puntos por la organización del Ultra Trail Mont Blanc, reconociéndolo por tanto una dureza equivalente a completar las propias cien millas alpinas de Chamonix o los 250km de la Transalpine Run.

La carrera ofrece también una gran belleza en un trazado lógico que enlaza las cimas sobre las estaciones de esquí de Formigal, Astún y Candanchú hasta circunvalar por completo el llano donde se asienta la magnífica estación internacional  de Canfranc, ya centenaria, cuyo puente verá partir la salida de esta prueba.

Tras el Desafío El Cainejo de Picos de Europa en mayo y la Ultra Valls d’Aneu en julio, la prueba del Pirineo Aragonés es la tercera cita del circuito Alpinultras que agrupa las carreras más técnicas y exigentes. De Canfranc saltará a la prueba final en la Isla de Arran para completar 70km al filo de las crestas que dominan los fiordos escoceses.

Comentarios