Chunta Aragonesista rechaza el proyecto de central hidroeléctrica en Sahún

 

CHA se suma al rechazo que ha mostrado el Ayuntamiento de Sahún, al proyecto del aprovechamiento para producción de energía eléctrica en el barranco de Cambra, por sus graves afecciones medioambientales y por su perjuicio a la economía del municipio, y, por ello, ha solicitado al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) que, en caso de continuar con la tramitación del proyecto, se someta a trámite ordinario de evaluación de impacto ambiental.

 

David Félez, coordinador del Rolde de Meyo Ambién de CHA, recuerda que la construcción de una central hidroeléctrica en el barranco Cambra promovida por la empresa Eléctrica de Eriste S.L. supondría ejecutar una pista de acceso, un azud de derivación, una cámara de carga, una tubería de conducción, una central de máquinas y una línea eléctrica, todo ello a las puertas del Parque Natural Posets-Maladeta.

 

El valle de Banasque ya cuenta, señalan desde Chunta, con numerosas centrales hidroeléctricas (dos en Benasque, una en Eriste, otra en Sesué, otra en Seira y otra en Campo) y el río Ésera está afectado por no respetarse sus caudales ecológicos desde la presa de Linsoles hasta que llega a Sahún y su caudal se incrementa por los barrancos Cambra y Sorri.

 

Félez explicaba que el tiempo de las hidroeléctricas en el Pirineo ha acabado, porque su automatización progresiva supone que las cifras de empleo son pírricas, pero su perjuicio es enorme para un territorio que apuesta por un turismo de calidad, sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Por otro lado, añadía, no se entiende la necesidad de aumentar la producción eléctrica, ya que el Pirineo es un territorio que produce grandes cantidades de esta energía sin que haya repercutido positivamente en sus municipios. 

Comentarios