La estabilidad del Diálogo Social en Aragón se blindará por Ley

El presidente de Aragón, junto a la consejera de Economía y los máximos responsables de CEOE, CEPYME, CCOO y UGT han presentado el borrador de la futura ley consensuada que pretende garantizar la estabilidad del diálogo social, una de las prioridades del ejecutivo autónomo. En la presentación se manifestaba la importancia de dar rango de ley a esta ley, todavía en fase de borrador y no supeditar el diálogo social a las voluntades de cada gobierno. Lambán avanzaba el Consejo de Gobierno del próximo 19 de septiembre aprobará el texto para que este comience la tramitación parlamentaria correspondiente, emplazando a la agilidad de los grupos parlamentarios para que pueda ser incorporado presupuestariamente en el presupuesto de 2018.

Tanto sindicatos como organizaciones empresariales destacaban el cumplimiento del actual Gobierno de Aragón. Unánimemente agradecen esta labor continuada hasta llegar a este proyecto de ley, fundamental para garantizar la paz social en la Comunidad autónoma y fomentar el reparto equitativo de la riqueza, además de situarse a la cabeza del Diálogo Social en el conjunto de las Comunidades Autónomas que ya cuenta con una ley similar. Por todo ello, coincidían en exigir a las Cortes de Aragón una tramitación rápida y lo más fiel al texto elaborado por los agentes sociales con el alto grado de consenso logrado.

La principal novedad que introduce la Ley es la creación de la Mesa del Diálogo Social de Aragón, como máximo órgano de negociación y participación institucional permanente y de composición tripartita. Su cometido fundamental será precisamente impulsar la concertación socioeconómica y la participación institucional en la Comunidad Autónoma. La nueva Mesa del Diálogo Social, de carácter general, se sumará a las cinco mesas sectoriales que se pusieron en marcha desde el Departamento de Economía tras la apertura de este proceso abierto al inicio de esta legislatura: Economía e Industria, Empleo, Relaciones Laborales, Seguridad y Salud Laboral, y Responsabilidad Social de Aragón, más una sexta de Políticas Sociales, dependiente del Departamento de Ciudadanía.

El trabajo sectorial ha fructificado durante este tiempo en cuatro grandes acuerdos. Primero fue el Plan de Responsabilidad Social de Aragón (RSA) que se presentó en noviembre de 2015, que cuenta con más de 500 empresas adheridas, de las que 274 cuentan con el sello de RSA que acredita el cumplimiento de los requisitos en cuanto a las relaciones con los empleados, clientes y proveedores y a aspectos sociales y medioambientales.

Después se presentaron el Plan para la Mejora del Empleo en Aragón 2016-2019 en septiembre del año pasado; la Estrategia Aragonesa de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2020 en abril de este año; y a finales del pasado mayo, la Estrategia de Promoción Económica e Industrial de Aragón 2017-2019. En este último gran acuerdo se encuadra también el plan para la digitalización de las empresas aragonesas aprobado el pasado 13 de junio en el Consejo de Industria, principal órgano consultivo del Gobierno en la materia.

Comentarios