El Eco Museo de Aínsa acoge el parque zoológico más pequeño de Aragón

Huesos Quebrantahuesos

El Eco Museo de la Fauna Pirenaicadel Castillo de Aínsa acoge en su interior el parque zoológico más pequeño de Aragón y uno de los más singulares de España. No es nada frecuente encontrar un espacio de estas características en la torre de un castillo datado en el siglo XI. La fortaleza se emplaza en el casco antiguo de la villa de Aínsa, declarado Monumento Histórico Artístico.

Este parque zoológico, de unos 250 metros cuadrados de superficie, se caracteriza porque contiene en su interior un albergue de la fauna pirenaica especializado en aves rapaces incapacitadas para vivir en libertad, que se exhiben al público con fines estrictamente educativos.

La visita se realiza a través de un túnel de observación con cristales espejados que posibilita observar a las rapaces irrecuperables sin ocasionarles ningún tipo de molestia. Un informador dirige la visita, en la que aborda la biología, la problemática y los esfuerzos de conservación de estas especies. En estos momentos, viven 6 ejemplares de rapaces en este albergue y desde el pasado mes de agosto cuenta con un residente muy especial, ‘Huesos’, un quebrantahuesos de 2 años, el primero que ha llegado al albergue en los 20 años de funcionamiento del Eco Museo del Castillo de Aínsa, gestionado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos. A pesar de gozar de unbuen estado de salud, ‘Huesos’ no está capacitado para vivir en libertad, ya que debido al largo tratamiento al que fue sometido por causa de una malaria aviar crónica, no reconoce a su especie como la propia sino a la humana. Además, allí moran 2 águilas culebreras, 1 milano negro y 2 búhos reales.

El Eco Museo del Castillo de Aínsa es un centro de referencia en las labores de educación ambiental y sensibilización sobre la conservación de esta especie, el quebrantahuesos, y se enclava en una comarca que cuenta con la mayor población de esta especie de la Cordillera pirenaica. Son pocos los ejemplares de quebrantahuesos en cautividad que el público puede observar en todo el país, además de en Aínsa, en los zoos de Barcelona y Jérez o en el Centro Món Natura, en el Pirineo de Lleida.

Comentarios