Las obras para arreglar el segundo tramo de las pasarelas de Alquézar no empezarán hasta octubre

Daños Pasarelas Alquézar

Las obras para arreglar el segundo tramo de la ruta de las pasarelas de Alquézar no comenzarán hasta octubre, a pesar de que este verano se explicó que los trabajos comenzarían a mediados de este mes de septiembre. Así lo explicaba el alcalde de la localidad, Mariano Altermir, que incidió en que es una “prioridad” tanto para el propio consistorio como para la Diputación y el Gobierno de Aragón. “Sabemos que es una ruta que es un éxito y queremos arreglarla cuanto antes para que los turistas la puedan disfrutar con toda seguridad”, afirmaba.

Sin embargo, las obras se retrasan quince días respecto de la previsión inicial. Altemir recordaba que el principal motivo por el que los trabajos de reparación no han comenzado todavía es que continúa la temporada de deportes de aventura y barranquismo, lo que impide actuar en la ladera afectada. “En la actuación necesaria en la ladera es posible que se desprendan piedras, por lo que no podemos empezar ninguna obra hasta que finalice la temporada para garantizar la seguridad de las personas”, incidía Altemir.

El informe de los geólogos rechaza recuperar el trazado de las pasarelas tal y como estaba, y apuesta por realizar un nuevo trazado que garantice una mayor seguridad. En esta línea están trabajando, asegura Altemir, desde las instituciones.

Los plazos para ejecutar estos trabajos se prolongarán, según las previsiones del alcalde de Alquézar, unos dos meses. Aunque la previsión inicial contaba con finalizar los trabajos para el puente de Todos los Santos, ahora apuntan a que quizá se prolonguen hasta el puente de la Inmaculada, a principios de diciembre.

Cabe recordar que más de 114.000 personas efectuaron la ruta de las Pasarelas de Alquézar el pasado año y que es uno de los principales atractivos de la localidad. Según los datos de la oficina municipal de turismo, el 93% de los visitantes de este municipio del Somontano en este verano solicitaron información de esta ruta circular que discurre por el cauce del río Vero.

La zona afectada por los desprendimientos es de unos 500 metros y corresponde al nuevo tramo que se inauguraba en abril de 2016. Este nuevo trazado discurre entre la antigua central eléctrica hasta Batán del Molino de los franceses. Con la ampliación, la ruta tiene una longitud total de 5.6 km, apta para todo tipo de públicos, con más de 200 metros de pasarelas aéreas, zonas de mirador, un puente colgante y una plataforma con vistas hacia el pueblo y el curso del río.

Comentarios