A Vivir Huesca se adentra en la tradición de las fiestas de Graus

A Vivir Huesca Graus

En un fin de semana cargado de actos prefestivos, el programa A Vivir Huesca, se emitía, este sábado, desde uno de los escenarios de las fiestas, la plaza Mayor de Graus. Por los micrófonos del programa pasaban algunos de los protagonistas de los festejos como Ramón Arcusa, el 50% del Dúo Dinámico, o Carlos Pauner, encargado, este año de pregonar el inicio de las fiestas, el concejal de festejos, el alcalde de la villa y el vicepresidente de la Comarca, el prior, o algún trabuquero. El broche musical lo ponían la soprano Alba Mur y la guitarrista Eva Pons.

Ramón Arcusa, componente del Dúo Dinámico, decía que han pasado ya el medio siglo sobre los escenarios, y siguen legando a público de todas las edades que convierten los conciertos del Dúo en un karaoke donde no faltan canciones como Quince Años, Quisiera Ser o Esos ojitos negros.

El concejal de festejos Joaquín Baldellou, que destacaba la cultura y la fiesta como elementos que fijan población y dan vida a los pueblos.

Antonio Abadías, el prior de la cofradía del Santo Cristo y San Vicente Ferrer, destacaba el papel de la misma en las fiestas de Graus que se remonta a 600 años atrás.

Las de Graus, decía el alcalde José Antonio Lagüens, son unas fiestas con un lenguaje propio, en las que destaca la unidad y armonía de todos los actos y donde se combinan los más solemnes con otros más transgresores.

El aroma de las fiestas es el de la albahaca y el de la pólvora de los trabucos que anunciarán, un año más, los momentos más importantes de las fiestas. Santi Vieites, uno de los trabuqueros, destacaba la espera de la gaita.

Marcel Iglesias, vicepresidente de la Ribagorza, destacaba que las de Graus, son unas fiestas que se convierte en punto de reunión de todos los ribagorzanos.

El broche musical al programa lo ponían la soprano Alba Mur y la guitarrista Eva Pons.

Comentarios