ASAJA y la Escuela Politécnia Superior buscarán soluciones a los incendios provocados por maquinaria agrícola

Los incendios que se producen debido a maquinarias agrícolas, que causan graves daños forestales y en los campos, han llevado a la organización empresarial agraria ASAJA a impulsar un proyecto que estudie los riesgos de incendios en cosechadoras de cereales. Para ello han involucrado a la Escuela Politécnica Superior, que llevará a cabo esta investigación para conocer el porqué de estos incendios causados por máquinas agrícolas.

El estudio que se pone en marcha ahora bajo el título “Análisis de riesgos de incendios en cosechadoras de cereales”, se decidió a principios de este verano.

Se trata de un proyecto que tendrá una duración de tres años. Está financiado por el Plan de desarrollo rural, dentro de los grupos de cooperación. El laboratorio de maquinaria agrícola de la Escuela Politécnica Superior será quien se haga cargo de esta investigación. El proyecto se va a centrar en hacer un diagnóstico de las causas de incendios, centrándose en las cosechadoras de cereal de invierno, que trabajan en la época de calor más complicada, junio o julio.

Primero habrá que tener una idea de cuál es parque real de maquinaria en Aragón, potencias de máquinas, antigüedad, cuántas hectáreas cosecha cada una de ellas o cuántas horas de trabajo funciona, para tener una foto real de la máquina tipo de las más habituales, y posteriormente hacer un estudio de cuáles son sus zonas de riesgo para provocar incendios. Tras el diagnóstico, se pretende aportar soluciones técnicas a esa foto real, que expliquen pautas o criterios, que hagan que el riesgo de incendio baje.

Tras ello, se hará un estudio de monitorización de máquinas, de sus puntos críticos, y se llevará a cabo una labor paralela de encuestas a propietarios y maquinistas de estos equipos, para que den sus experiencias. En Aragón, se queman una media de entre 4000 y 5000 hectáreas al año, en incendios forestales. El 50% de ellos está producido por fenómenos naturales y se calcula que la causa de un 15% se podría achacar a la maquinaria agrícola que está en el campo.

En el proyecto, además de ASAJA y la Escuela Politécnica Superior de Huesca, participarán también la asociación general de productores de maíz la cooperativa Santa Leticia de Ayerbe, la Asociación Nacional de Fabricantes de Maquinaria agrícola, y AGRACON, Asociación aragonesa de agricultura de conservación.

El proyecto podría ser presentado en unas jornadas que se puedan realizar en la Feria de Maquinaria, FIMA 2018, que se celebrará en febrero en Zaragoza.

Comentarios